Entretenimiento

Uno de cada tres propietarios de perros o gatos no reconoce cuando su animal tiene sobrepeso

Uno de cada tres propietarios de perros o gatos no reconoce cuando su animal tiene sobrepeso


Madrid
Actualizado:

Guardar

La obesidad en las mascotas se ha convertido en un problema cada vez mayor en los últimos años. Las tasas de obesidad y sobrepeso en perros que crecen 2% en sólo 3 años, de 2015 a 2018. Este riesgo empeora aún más en la situación actual, y es que los largos períodos de confinamiento traen consigo cambios en la rutina diaria que alteran la alimentación y el ejercicio de los animales domésticos.

La obesidad de los animales de compañía, a su vez, está aumentando en paralelo con la obesidad humana en el mundo occidental, alcanzando el 51% en perros y el 44% en gatos en 2018. Desde siempre Purina cuenta con una larga trayectoria en sus diversas campañas para fomentar una dieta y un estilo de vida más saludables para las mascotas.

En su empeño por encontrar una solución la compañía ha llevado a cabo un estudio reciente, en colaboración con cinco universidades (Universidad de Sheffield, Reino Unido; Instituto Infantil Telethon, Universidad de Australia Occidental; Wellcome Trust-MRC Instituto de Ciencia Metabólica -Laboratorios de investigación metabólica, Universidad de Cambridge, Hospital de Addenbrooke, Cambridge; Universidad La Trobe, Australia; Universidad de Nottingham, Sutton Bonington Campus) con el objetivo de entender y analizar cómo las creencias y comportamientos de los tutores de animales de compañía están asociados a la obesidad canina. Dicho estudio ha revelado que el 33% de las personas responsables de mascotas cree que su perro está en su peso ideal, cuando en realidad tiene sobrepeso, lo que demuestra una falta de capacidad por su parte para detectar esta problemática. Los resultados obtenidos pueden ayudar a desarrollar nuevas soluciones para prevenir la obesidad en perros y gatos.

Objetivo prioritario

En palabras de Hugues du Plessis, manager de prevención de la obesidad en mascotas de Purina, «reducir el riesgo de obesidad en mascotas es una prioridad. La prevención es mejor que la cura y es clave para invertir la tendencia, por eso apoyamos a los propietarios a adoptar comportamientos saludables desde el principio, así como a colaborar estrechamente con veterinarios y otros expertos».

El estudio sugiere que proporcionar las herramientas adecuadas y educar a los dueños sobre la importancia del control de peso para la salud de su animal es clave a la hora de prevenir y reducir esta problemática. Esto es algo que se debe trabajar desde cachorros, ya que los perros que mantienen un peso corporal ideal a través de los años tienen una mayor esperanza de vida de 1,8 años, según estudios anteriores realizados por Purina. Por otra parte, «las investigaciones demuestran que la obesidad animal es el mayor problema que presentan nuestros animales de compañía. Esto les puede ocasionar problemas de salud relacionados con una gran presión sobre articulaciones y órganos internos, y además tener graves consecuencias para la calidad de vida de nuestros animales», asegura Sonia Sáez, veterinaria y Brand Manager de Purina Corporativo.

El cambio, primero en casa

Coincidiendo con el Día Mundial de la lucha contra la obesidad que se celebra este 12 de noviembre, desde Purina se ofrecen algunos consejos para tener en cuenta y lograr, en la medida de lo posible lograr revertir o evitar los efectos de esta patología en nuestras queridas mascotas

Alimentación saludable y equilibrada

Cuando un animal inicie su programa de pérdida de peso, es preferible repartir su cantidad de alimento diario en dos o tres pequeñas tomas al día. Estas cantidades espaciadas a lo largo del día reducirán su sensación de hambre. Será importante calcular la toma con precisión para no sobrealimentar al animal y no darle sobras de comida humana, ya que esta costumbre añade calorías no deseadas. Para un plan nutricional adecuado, recomendamos que consulte a su veterinario.

Ejercicio y actividad física

Pasear por el parque o jugar juntos en casa, son actividades necesarias para fortalecer el vínculo humano-animal y para ayudar a que la mascota mantenga su peso óptimo. La variedad es muy importante en la vida de perros y gatos, por lo que una buena rutina de ejercicios debe incorporar actividades de distinta índole. El uso de juguetes y pelotas, por ejemplo, ofrece un amplio espectro de posibilidades para fomentar su energía. En el caso de los perros, hacer que juegue con otros, además de fomentar su socialización, también facilita sus ganas de hacer ejercicio. Los perros, cuando interactúan con otros perros, queman más calorías. También se puede practicar algún deporte en conjunto, tipo correr o ir en bicicleta, pero antes de llevarlo a la práctica, es aconsejable visitar al veterinario para que confirme que dicha actividad no será perjudicial para su salud.

Control del peso

Tener un control y marcar objetivos hace que sea más fácil seguir el progreso del animal. Se puede anotar en una tabla la evolución de su peso, pero lo importante es más el control de su forma corporal que el número de kilos. El Sistema de Condición Corporal se basa en evaluar el estado físico, tanto de perros como de gatos, mediante la observación de costillas, columna vertebral, cadera, cintura y abdomen. Se recomienda, mantener un control periódico con el veterinario, quién nos ayudará a establecer el objetivo necesario para nuestra mascota, ya sea identificando si presenta o no posibles síntomas de obesidad, o para asegurar que esté en condiciones óptimas y saludables.

Constancia

La pérdida de peso en un animal, como ocurre con las personas, es un proceso progresivo, que implica tiempo y esfuerzo. Los cambios de hábito no son fáciles, por lo que mantener la constancia y no desanimarse será clave para conseguir resultados. El hecho de que el proceso sea gradual es positivo, e implica que sea más improbable el efecto rebote y que vuelva a recuperar el peso.

Ver los
comentarios



Source link

También pueden gustarle