Internacionales

Una cacicada del Gobierno para manejar el CGPJ

Una cacicada del Gobierno para manejar el CGPJ


La reforma exprs de PSOE y Podemos busca maniatar a los jueces

Pedro S

Pedro Snchez y Carlos Lesmes, presidente del CGPJ, en una imagen de archivo.
POOL

Una de las obsesiones del Gobierno desde que arranc la legislatura, y podra decirse que desde la mocin de censura que aup a Snchez, es el control del Poder Judicial. El Ejecutivo ni siquiera busca disimular el afn de tutela que delatan todos sus movimientos, orientados no solo a presionar al PP para proceder a la renovacin a su gusto de los rganos constitucionales sino tambin a maniatar a los jueces mientras sta no se materialice. En este infausto contexto hay que insertar la reforma i

mprovisada que lanzan ahora PSOE y Podemos. Ambos grupos han registrado en el Congreso una proposicin de ley para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando haya caducado su mandato, como ocurre actualmente. Socialistas y populistas pretenden que esta iniciativa se debata en la Cmara Baja antes de que acabe el ao. Tanta prisa da una idea de sus verdaderas intenciones:maniatar a los jueces y presionar a Casado para que se avenga a firmar un pacto que incluya la presencia de vocales de Podemos y de otros partidos aliados de la

coalicin Frankenstein

.
Esta reforma exprs del Gobierno constituye otro intento de injerencia inaceptable en el Poder Judicial. El rgano de gobierno de los jueces lleva dos aos con su mandato caducado y su renovacin contina bloqueada por la falta de entendimiento entre PSOE yPP. Ambos disponen de la mayora parlamentaria cualificada necesaria para acometer los cambios pertinentes, pero

la cerrazn de Snchez ante la oferta condicionada a la despolitizacin por parte de Casado frustra los intentos de acuerdo

. Ante este bloqueo, PSOE y Podemos vuelven a amenazar con reformar la Ley Orgnica del Poder Judicial para rebajar el umbral que requiere la renovacin del CGPJ: de los tres quintos actuales a la mayora absoluta. Esta modificacin ad hoc, que socavara la independencia judicial en un sentido autoritario, ya fue puesta cuestionada por las autoridades europeas. En Bruselas cualquier paso atrs en esta materia se observa con especial preocupacin, habida cuenta de la involucin democrtica en pases como Hungra y Polonia.
Es intolerable que el Gobierno busque atajos para sortear el procedimiento reglado en el Poder Judicial. La ltima cacicada, que busca someter al CGPJ hasta que se ejecute su renovacin, vulnera la letra y el espritu de la Carta Magna.

La iniciativa del Gobierno para limitar las funciones del rgano de gobierno de los jueces ha sido tachada de inconstitucional por miembros del Consejo

. Ciertamente, estamos ante una injerencia ms para someter al CGPJ y que PSOE y Podemos puedan hacer los nombramientos a dedo. En suma, una pataleta impresentable nacida del nulo inters de Moncloa por despolitizar la Justicia, segn pide Europa hace tiempo, para acabar con el cambio de cromos en que han degenerado los nombramientos desde la norma aprobada en 1985 bajo mandato de Felipe Gonzlez. La ofensiva de Snchez responde al deseo de anular el ltimo contrapeso democrtico a su voluntad de poder: los tribunales que pueden juzgar a los polticos.

Para seguir leyendo gratis



Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarle