Política

Una breve biografía del Che en el 92 Aniversario de su nacimiento


Nació en Rosario, Argentina el 14 de junio de 1928; allí hizo sus primeros estudios y posteriormente estudió medicina. Era hijo de una familia acomodada. Su militancia izquierdista le llevó a participar en la oposición contra Juan Domingo Perón. Viajó desde el sur a otras regiones del continente americano. En su recorrido a partir de 1953 por Perú, Ecuador, Venezuela y Guatemala, fue descubriendo la miseria dominante entre los pueblos de Hispanoamérica y la omnipresencia continental del imperialismo norteamericano. En el desarrollo de esas experiencias se relacionó y vinculó con múltiples movimientos contestatarios, experiencias que lo inclinaron definitivamente hacia el campo del marxismo y los ideales socialistas.

En 1955 Ernesto Guevara conoció en México a Fidel Castro y a su hermano Raúl, que preparaban una expedición revolucionaría a Cuba. Guevara trabó amistad con los Castro, se unió a su grupo como médico y desembarcó con ellos en Cuba en1956. Instalada la guerrilla en Sierra Maestra, mandó una de las dos columnas que salieron de las montañas orientales hacia el oeste para conquistar la isla. Participó en la decisiva batalla por la toma de Santa Clara 1958, y finalmente entró en La Habana en 1959, con el movimiento que puso fin la dictadura de Fulgencio Batista. Tras ello asumió altas responsabilidades en el gobierno revolucionario.

A Guevara se le concedió la nacionalidad cubana y se le nombró jefe de Milicia y director del Instituto de Reforma Agraria en 1959. Desempeñó otros cargos relevantes, entre los que pueden mencionarse el de presidente del Banco Nacional y ministro de Economía en 1960, y finalmente, ministro de Industria en 1961.

En la tarea de la construcción en Cuba de una nueva sociedad, a partir de la expropiación de la burguesía, el Che Guevara fue uno de los más incansables colaboradores de Fidel Castro y especialmente se abocó a la dirección de la economía sobre nuevas relaciones sociales de producción en torno a la propiedad estatal.

En aquellos años Guevara representó a Cuba en varios foros internacionales, en los que denunció frontalmente al imperialismo norteamericano. Convencido de la necesidad de extender la lucha armada en todo el Tercer Mundo el Che Guevara impulsó la instalación de “focos” guerrilleros en varios países de Latinoamérica y otras regiones del mundo. El Che decía: “Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario”.

Eso le hizo tener importantes roces con los gobernantes de la URSS que, aunque respaldaban a Cuba, se guiaban por la doctrina de el “socialismo en un solo país”, en el sentido de que no sería imprescindible la lucha anticapitalista en el resto del mundo y había que concentrarse en la defensa de la Unión Soviética y mantener el equilibrio o “coexistencia pacífica” en medio de la “guerra fría” con EE.UU y las potencias europeas.

También tuvo roces internos y externos en torno al tema del burocratismo. Así que no se quedó dentro de Cuba y salió a tentar el riesgo nuevamente en un mundo que para él no tenía fronteras en cuanto a la lucha común de los explotados y de la humanidad.

Entre 1965 y 1967, él mismo combatió en El Congo y en Bolivia. En la primavera del 2 de abril de 1965 el Che Guevara parte de Cuba y a finales de ese mes ya pisaba suelo congoleño, bajo otra identidad y con el sobrenombre de “Tatu”.

Una gira por el territorio africano le convenció inicialmente de que aquellas tierras eran las indicadas para reeditar la exitosa gesta guerrillera de la Sierra Maestra. Pero pronto se dio cuenta de que estaba cometiendo un error y de que las condiciones de África no eran las mismas que permitieron el éxito de la rebelión en Cuba.

Sin embargo, él no abandonó la idea de la revolución internacional y su determinación de continuar luchando para ello. Fue así que Ernesto Guevara de la Serna, pasó de El Congo a Bolivia. Y más allá de la revolución cubana, el “Che” revolucionario argentino – cubano pasaría a la historia como el “Che” Guevara, ejecutado en la localidad de La Higuera, Bolivia el 9 de octubre de 1967, un día después de ser capturad por el ejército boliviano, tras otro fallido intento de sembrar focos guerrilleros para la revolución socialista en otros países.

Dado que el “Che” se había convertido ya en un símbolo para los jóvenes de todo el mundo, los militares bolivianos, aconsejados por la CIA, quisieron destruir el mito revolucionario, asesinándole y enterrarlo en secreto. En 1997 los restos de Che Guevara fueron localizados, exhumados y trasladados a Cuba, donde fueron enterrados con todos los honores.

Hoy, 92 años después de su nacimiento, sigue siendo fuente de inspiración y ejemplo. Lo es para los revolucionarios y revolucionarias, para los pueblos antiimperialistas en su lucha por la independencia, y especial para las juventudes anticapitalistas.

Todavía se siente el magnetismo de su irreverencia, su moral, su compromiso, su sacrificio y su integridad revolucionaria, más allá de los aciertos o errores que hubiese podido tener y del intento de comercializar su figura post-morten, para intentar vaciar al símbolo revolucionario de su verdadero contenido.

 

Recopilación con colaboración de Maricarmen Gómez.

Otras noticias relacionadas:

Hace 92 años nació el Che Guevara

 – www.aporrea.org

 

 – www.aporrea.org/internacionales/n356120.html

 

El rostro del Che, hecho de hierro y cielo

 – www.aporrea.org

 

 – www.aporrea.org/actualidad/n237633.html

 





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle