Política

Trump sale del hospital por sorpresa para saludar a sus simpatizantes desde un coche

Trump sale del hospital por sorpresa para saludar a sus simpatizantes desde un coche


El presidente estadounidense, Donald Trump, salió temporalmente este domingo del hospital militar Walter Reed para saludar por sorpresa y desde un vehículo al grupo de simpatizantes que se han concentrado en las cercanías del complejo.

La salud de Trump mejora tras sufrir bajadas de oxígeno y una "fiebre alta"

La salud de Trump mejora tras sufrir bajadas de oxígeno y una “fiebre alta”

Saber más

Trump, con mascarilla y las ventanas cerradas, apareció en uno de los vehículos blindados de su comitiva presidencial y saludó a las personas que se han concentrado fuera del complejo Walter Reed, en Bethesda (Maryland), con banderas con el nombre del presidente y mensajes de apoyo al mandatario, que lleva ingresado desde el viernes por la noche tras dar positivo por la COVID-19. Dos agentes del servicio secreto, también con mascarillas, le condujeron en esta breve salida del hospital.

El viaje no fue anunciado y ni siquiera el grupo de periodistas de la Casa Blanca que hace guardia para informar sobre el presidente fue avisado con antelación.

Trump anunció su salida en un video en Twitter un poco después de las 5:00 pm (hora local): “Vamos hacer una pequeña visita sorpresa a algunos de los patriotas que están en la calle, que llevan ahí mucho tiempo, con banderas de Trump y que aman nuestro país”.

“Ha sido un viaje muy interesante, he aprendido mucho sobre la COVID. Lo he aprendido yendo a la verdadera escuela. Esta no es la escuela de leer libros. Lo he aprendido y entendido”, aseguró Trump como si su estadía en el hospital estuviera llegando a su fin. El presidente dijo que ha tenido la ocasión de encontrarse con soldados y personal de emergencias, pese a que un enfermo de COVID-19 debería estar en total aislamiento.

Críticas por la salida

James Philips, el médico responsable de los residentes del hospital Walter Reed, criticó duramente la decisión de Trump de salir brevemente del hospital en Twitter. “La camioneta (en la que se traslado el presidente) no es sólo blindada, sino que está sellada herméticamente contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de la COVID-19 es el más alto posible a excepción de procesos médicos. La irresponsabilidad es escandalosa. Lo siento por los agentes del Servicio Secreto que se vieron forzados a participar”.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca emitió un comunicado en el que criticó que el equipo del presidente no comunicara la salida con antelación a los periodistas de guardia.

“Es un escándalo que el presidente abandone el hospital, aunque sea un momento, en una crisis sanitaria sin el pool (grupo asignado) de periodistas presente para asegurar que el pueblo estadounidense sabe qué hace y cómo se encuentra el presidente”, aseguró la asociación, que defiende una cobertura independiente de las actividades de la Presidencia.

VÍDEO | Trump podría recibir el alta este mismo lunes tras su ingreso por coronavirus


Los médicos creen que podría volver a la Casa Blanca el lunes

Trump ingresó el viernes por la tarde en la suite presidencial del hospital Walter Reed tras dar positivo por la COVID-19 y experimentar una caída en el oxígeno en sangre y fiebre. Desde el viernes, el presidente ha mejorado, según su equipo médico, y, aunque ha registrado una segunda caída en sus niveles de oxígeno, sólo ha mostrado síntomas leves.

Los médicos que lo atienden aseguraron este domingo que en su tercera jornada ingresado en un centro hospitalario su evolución es positiva y podría recibir el alta el lunes, aunque persisten los “altibajos” y señales preocupantes, como el hecho de que su tratamiento es normalmente reservado para casos graves de coronavirus.

En el parte médico de este domingo en, el Hospital Militar Walter Reed, a las afueras de Washington, uno de los miembros del equipo médico que atiende al presidente estadounidense, Brian Garibaldi, aseguró que si Trump “sigue sintiéndose bien nuestro plan es que pueda ser dado de alta mañana y volver a la Casa Blanca, donde continuará su tratamiento”.

El médico personal del presidente, Sean Conley, reconoció que hay “altibajos”, pero el equipo que atiende al presidente está “extremadamente feliz” con los progresos desde la hospitalización.





Source link

También pueden gustarle