Entretenimiento

“Star Wars”: ¿Por qué “The Last Jedi” es la película más odiada por los fans de la saga?

“Star Wars”: ¿Por qué “The Last Jedi” es la película más odiada por los fans de la saga?


En 2017, en una ‘galaxia muy lejana’, dos poderosas fuerzas se enfrentaron. No hablamos de los Jedi y los Sith, o los Rebeldes y la Primera Orden, sino de los aficionados y detractores de “Star Wars: The Last Jedi”; indudablemente la película más polémica en toda la historia de la saga de ciencia ficción. (Esta nota se publicó por primera vez el 10 de diciembre del 2019.)

MIRA: “Star Wars: The Rise of Skywalker”: Este es el rol que Leia tendrá en la película

Dirigida por Rian Johnson, “The Last Jedi” es el nudo de la trilogía comenzada por J.J. Abrams con “The Force Awakens”. Este 2019, a vísperas del estreno de “The Rise of Skywalker” (también de Abrams) este 19 de diciembre, es interesante repasar la polémica que se generó entonces.

Un desbalance en la Fuerza

Decir que “The Last Jedi” generó opiniones encontradas es infravalorar la virulencia que se esparció alrededor de la cinta. Si bien el consenso de la crítica es que la película es buena, con un 91% de ‘frescura’ en Rotten Tomatoes, la opinión de la audiencia es baja, con un 43% de aprobación; un desbalance inédito causado, en apariencia, por una campaña de desprestigio.

“The Last Jedi” recaudó US$1332 millones en la taquilla mundial, un segundo lugar a comparación de los US$ 2000 millones de “The Force Awakens” (2015), por lo que no puede decirse que haya sido un fracaso para Lucasfilms y Disney. Si bien la diferencia de recaudación entre ambas películas puede interpretarse como una menor preferencia por la segunda parte, lo mismo ocurrió entre “Episodio I: The Phantom Menace” (US$1027 millones) y “Episodio II: Attack of the Clones” (US$ 656 millones) a pesar que la segunda tuvo mejores críticas.

Los Porg fueron unas figuras algo polémicas en "Star Wars: The Last Jedi", aunque también tuvieron sus admiradores. (Foto: Lucasfilm)

Los Porg fueron unas figuras algo polémicas en “Star Wars: The Last Jedi”, aunque también tuvieron sus admiradores. (Foto: Lucasfilm)

¿Corrección política ?

‘Hater’ promedio de “The Last Jedi” en 2017: “Demasiadas mujeres, tiene corrección política, es un insulto a Luke Skywalker, demasiados porgs, muy pocos porgs, forma parte de una conspiración globalista, está mal escrita, es muy larga, es muy corta”.

El párrafo superior forma parte de la crítica común a la película si visitas las redes sociales o foros de fans de “Star Wars”. Como nombrar cada queja hacia la película haría de este artículo algo interminable, nos concentraremos en las tres que parecen tener más “fuerza”: la corrección política, la estructura de la trama y los problemas con la caracterización de algunos personajes, en particular el caso de Luke Skywalker.

El tema de la corrección política no es nada nuevo, pues se hizo presente entre los fans más tóxicos por la inclusión de un afrodescendiente como el caso de Finn (John Boyega) y una mujer como Rey (Daisy Ridley) en “The Force Awakens”.

La queja de que “The Last Jedi” habría sido hecha con corrección política se basa en la prominencia de mujeres en posición de poder, como es el caso de general Leia Organa (Carrie Fisher) y su mano derecha Holdo (Laura Dern). Mientras tanto, los malos de la franquicia son los hombres blancos Kylo Ren (Adam Driver) y el general Hux (Domhnall Gleeson). También se hizo presente en este caso el por qué de la inclusión de Rose Tico (Kelly Marie Tran) de manera prominente en la cinta. La actriz de origen vietnamita hizo historia al convertirse en la primera mujer asiática en ser uno de los personajes principales en “Star Wars”; lo cual no fue bien tomado por ciertos grupos.

El momento clave de Rose llega al final de “The Last Jedi”, cuando al salvar a Finn de un ataque suicida le dice una frase que describe su filosofía de vida, que es además el mensaje de toda la cinta: “Vamos a ganar esta guerra no por pelear contra lo que odiamos, sino salvando lo que amamos”.

Kelly Marie Tran como Rose and John Boyega y Finn, (izquierda) en "Star Wars: The Last Jedi,". Tran, la primer mujer asiática en tener un papel importante en la saga, fue víctima de acoso online por su participación en la película. (Foto: Lucasfilm)

Kelly Marie Tran como Rose and John Boyega y Finn, (izquierda) en “Star Wars: The Last Jedi,”. Tran, la primer mujer asiática en tener un papel importante en la saga, fue víctima de acoso online por su participación en la película. (Foto: Lucasfilm) (Jonathan Olley/)

Tran se convirtió en blanco de ataques sexistas y racistas por las redes, situación que la llevó a alejarse de las mismas por un tiempo. Luego la actriz habló sobre este acoso y las consecuencias que tuvo en su vida.

“Las palabras (de mis críticos) reforzaron una narrativa que había escuchado toda mi vida: que era la ‘otra’, que yo no pertenecía, que no era lo suficientemente buena solo porque no era como ellos”, dijo Tran en una columna para The New York Times, donde describió cómo el acoso la llevó a cuestionar incluso la cultura de sus padres y desear ser blanca.

“Y fue cuando me dio cuenta que me habían mentido. Y de este entendimiento sentí otro tipo de vergüenza. (…) Una vergüenza al mundo en el que crecí. Y una vergüenza en cómo ese mundo trata a todos los que son diferentes”, concluyó.

Tran recibió el apoyo de sus compañeros de reparto, el director Rian Johnson y el inigualable Mark Hamill.

La estructura de la película

La estructura de “The Last Jedi” separa a los protagonistas caminos distantes. Rey viaja en búsqueda de Luke y se queda bajo su tutela hasta casi hasta el final de la película. Finn y Rose va a Canto Bight en búsqueda de un hacker que pueda desactivar el sistema de asedio de la Primera Orden; mientras que Poe Dameron (Oscar Isaac) tiene un plan para cambiar la suerte de sus tropas.

La trama de Rose y Finn es muy criticada, incluso por algunos actores de la saga como Boyega:

“’The Force Awakens’, creo yo, es el principio de algo bastante sólido. ‘The Last Jedi’, si soy honesto, diría que me dejó sintiendo un poco dubitativo”, dijo Boyega en una entrevista a Hypebeast. “No estaba de acuerdo con muchas de las decisiones y eso es algo de lo que hablé mucho con Mark (Hamill). Era difícil para todos nosotros porque estábamos separados”.

Para el actor, Finn brillaba más cuando estaba junto a Rey (Ridley) y Poe (Isaac) y lamentó que no se pudo conocer tanto a estos personajes como sí se hizo con Han, Luke y Leia trilogía original.

Caracterización de personajes

Tal vez lo más criticado de “The Last Jedi” sea el personaje al que el título hace referencia en cierto modo: Luke Skywalker (Mark Hamill). En contra de las expectativas de quienes esperaron un Luke heroico como en “The Return of the Jedi” (1983), el personaje que encontramos aquí es un ermitaño que ha perdido su fe en el mundo, en los Jedi y en su propia leyenda.

Mark Hamill como Luke Skywalker en "Star Wars: The Last Jedi". La evolución del personaje en la película también causó críticas entre algunos fans de la saga. (Foto: Lucasfilm)

Mark Hamill como Luke Skywalker en “Star Wars: The Last Jedi”. La evolución del personaje en la película también causó críticas entre algunos fans de la saga. (Foto: Lucasfilm) (John Wilson/)

Incluso el propio Hamill no estuvo convencido por esta versión del personaje, expresando en una entrevista que “aún no aceptaba” la transformación de su personaje de un Jedi idealista a un viejo gruñón. Sin embargo, el actor se disculpó por sus comentarios, los cuales nacieron de sus sentimientos encontrados de volver al icónico papel tras varias décadas; un “hogar que ya no reconocía”.

Esta caracterización de Luke Skywalker motivó que varios fans solicitaran a Disney que la película fuera filmada otra vez. Una historia que se repitió este 2019 con el final de “Game of Thrones”.

“Episodio VIII es una burla. La cinta completamente destruye el legado de Luke Skywalker y los Jedi. Destruye la razón misma por la que la mayoría de nosotros, los fans, nos gustaba ‘Star Wars’”, dice la petición en Change.org que consiguió 117 mil firmas.

Otras quejas están relacionadas al desenlace de hilos narrativos que Abrams dejó abiertos en “The Force Awakens”. Es así que en “The Last Jedi” se descubre que los padres de Rey no eran personajes conocidos de las anteriores trilogías, sino gente de escasa relevancia mística o política que la vendieron como esclava para comprar alcohol. Mientras tanto Snoke, el maestro de Kylo Ren que parecía ser el nuevo “final boss”, muere a manos de su propio discípulo.

(Actualización del 9 de diciembre del 2020: Algunos de estos hilos narrativos dieron una vuelta de tuerca en “The Rise of Skywalker”, donde por ejemplo se reveló que si bien los padres de Rey eran unos ‘don nadie’, su abuelo era el emperador Palpatine, o que Snoke era un clon).

Ante el desafío a las expectativas de la audiencia, Rian Johnson dijo que era necesario tomar riesgos para homenajear a la trilogía original de George Lucas.

“En el instante en el que empiezas a pensar en términos de cómo no salirte de los confines impuestos por las primeras películas, no estás pensando en cómo las personas de la películas originales trabajaron”, dijo Johnson en el podcast “Creative Processing with Joseph Gordon-Levitt”. “Con cada filme, ellos empujaban los límites, con cada película, salían de los confines y empujaban a los personajes a nuevos lugares, emocionalmente honestos, pero sorprendentes.”

Johnson: “Es por eso por lo que esas películas son tan geniales. Es la razón por la cual siguen vigentes. Si hubieran visto lo que vino antes y dicho ‘Oh, mejor no hacemos esto porque está fuera de eso o aquello’, sería diferente”.

La compañía del ratón apoya a cineasta, quien está en discusiones para planear la nueva trilogía de “Star Wars. Al menos para Disney, la “fuerza” es poderosa en Johnson.

VIDEO RECOMENDADO

Tráiler de Star Wars: El ascenso de Skywalker

TE PUEDE INTERESAR





Source link

También pueden gustarle