Política

Represión | Los Mossos detienen a una fotoperiodista durante un desahucio en Terrassa – El Salto

Represión | Los Mossos detienen a una fotoperiodista durante un desahucio en Terrassa - El Salto


Cuando la fotoperiodista Mireia Comas salió de casa para ir a cubrir una intervención policial en una vivienda ocupada en Terrassa, no imaginó que acabaría detenida. Una mujer con un bebé, en situación de vulnerabilidad, había ocupado un piso en la calle Àngel Guimerà, en el barrio de Can Palet, y los Mossos d’Esquadra se presentaron avisados por la propiedad. Desde la entidad Terrassa Sense Murs alertaron de la situación por sus canales de difusión y Comas, que colabora con La Directa, decidió ir a cubrirlo.

Al llegar, explica la fotoperiodista, los Mossos ya estaban dentro del inmueble y procedían a detener la mujer que estaba ocupando. Una de las activistas de Terrassa Sense Murs que estaba ahí explica que la mujer no quería abrir la puerta a la policía porque tenía miedo, a pesar de que expresó en varias ocasiones que sí que se quería identificar y ofreció darles el pasaporte por la ventana. Finalmente, la policía reventó la puerta.

Comas recuerda una detención “de película”: “Me aplacó contra la pared, con su codo en el cuello y me tuvieron una hora esposada allá”, denuncia. Después la dejaron dentro del vehículo policial, también esposada y con el cinturón puesto media hora más

A pesar de que los Mossos recogen en el atestado que Mireia Comas intentó acceder en la zona donde se estaba produciendo la detención, la fotoperiodista asegura que en ningún momento intentó entrar en el piso donde estaban los agentes, sino que se quedó en el rellano del ascensor con la cámara. “Cuatro agentes me rodearon diciéndome que me quitarían la cámara si hacía fotos y yo me identifiqué. Me empezaron a amenazar, me sentí intimidada, y uno ordenó que me retuvieran en el piso de arriba”, relata.

Detención de Mireia Comas

Momento de la detención de la fotógrafa.

Desconcertada, la periodista quiso marchar del edificio y explica que es entonces cuando una agente le detuvo el paso y tuvieron un “encontronazo”. A partir de aquí, Comas recuerda una detención “de película”: “Me aplacó contra la pared, con su codo en el cuello y me tuvieron una hora esposada allí”, denuncia. Después la dejaron dentro del vehículo policial, también esposada y con el cinturón puesto media hora más.

La mujer que había ocupado el piso, está acusada de resistencia y desobediencia a los agentes, ocupación de inmueble y daños

Mieria Comas y la mujer que había ocupado el piso fueron trasladadas a la comisaría pasadas las tres del mediodía y no quedaron en libertad hasta las nueve y media de la noche. Hoy declaran en los juzgados; Comas acusada de atentado contra agentes de la autoridad, porque los Mossos defienden que empujó en dos ocasiones a un agente, y la mujer vinculada a Terrassa Sense Murs, de resistencia y desobediencia a los agentes, ocupación de inmueble y daños.

El Sindicato de la Imatge UPIFC denunció a las siete y media la detención de su afiliada y el Sindicat de Periodistes también se ha hecho eco y ha denunciado que se trata de una vulneración del derecho de información a la ciudadanía. La tarde del pasado miércoles 14 de octubre tuvo lugar el juicio rápido por los hechos, en el cual la fiscalía ha solicitado un año de prisión para la fotoperiodista y el pago de una indemnización de 170 euros por la presunta agresión a uno de los agentes.

La Directa

Artículo publicado originalmente en català en La Directa 



Source link

También pueden gustarle