Internacionales

¿Qué pasó con Haley Joel Osment?

Sexto sentido


Sexto sentido
Foto Archivo

Al inicio del milenio su rostro era tan conocido como el de Michael Jordan. Su frase “I see dead people” (“Veo gente muerta”) se adhirió a la cultura popular y es todavía recitada, medio en broma, medio en reverencia, por generaciones que no habían nacido cuando se estrenó Sexto sentido. Hablamos por supuesto de Haley Joel Osment, un juvenil actor que fue nominado al Oscar a los 11 años y cuyo perfil bajo en la actualidad ha desconcertado a muchos de sus seguidores.

Encuentro fortuito

Fue un encuentro fortuito. Una fotografía tomada por un extraño mientras Haley Joel Osment, entonces de cuatro años, visitaba un IKEA de Los Ángeles con su madre. Días después recibiría una llamada que cambiaría su vida. Un cazatalentos quería que el niño audicionara a un comercial de televisión para Pizza Hut. Así comenzó su carrera.

Hijo de Theresa Seifert, una maestra, y Michael Eugene Osment, un actor de teatro y películas, Haley Joel Osment contaba con cualidades que lo destacaban de sus pares. Después de aparecer en el comercial de pizzas, participó en la sitcom Thunder Alley (1994) y en la película para televisión Lies of the Heart: The Story of Laurie Kellog. A los seis años tuvo su debut cinematográfico junto a Tom Hanks como Forrest Gump Jr., el hijo del titular personaje de Forrest Gump.

En diversas entrevistas, el actor ha hablado de cómo su familia intentó darle una infancia normal y lejos de las cámaras. “La manera en que ellos pensaban (los padres de Osmont) era: ‘puedes renunciar e ir de vuelta al trabajo si es que esto deja de ser divertido”. Esto llevó a que el intérprete considerara desde corta edad como algo con poca presión y competición. “Para mí, siempre fue como una extraña aventura”, dijo en una entrevista con The Independent.

Dos años después, a los 8 años de edad, compartiría la pantalla con Whoopi Goldberg y Gerard Depardieu en la cinta Bogus, sobre un huérfano (interpretado por Osment) que es adoptado por su madrina (Goldberg), sin esta saber que el niño tiene un extraño amigo imaginario llamado Bogus (Depardieu) el cual ella puede ver. Haley Joel Osment también continuó con su carrera en la televisión, con participaciones en programas como Touched by an Angel, Murphy Brown y Walker, Texas Ranger.

Pero su lanzamiento a la fama ocurriría cuando postuló para una película del hasta entonces desconocido director M. Night Shyamalan, con su audición mostrando que el joven actor estaba hecho de otro material que sus competidores. “Era como si nunca hubiera escuchado el diálogo antes”, dijo el director del Sexto sentido. “Concluyó la escena y él estaba llorando y yo estaba llorando. No lo podía creer. Dije ‘oh dios mío: ¿quién eres?’”

Sexto sentido
Foto Archivo

Participando junto a una de las estrellas del momento, Bruce Willis, la cinta sobre un niño con el poder de ver espectros convirtió a Osmont en uno de los actores más reconocidos del mundo. A los 11 años de edad fue nominado al Oscar para Mejor actor de reparto, una proeza solo igualada por un puñado de actores hasta la fecha como Anna Paquin (11), Quvenzhané Wallis (9) y Justin Henry (8).

Y si bien Haley Joel Osment no se llevó la estatuilla dorada – esta terminó en las manos del veterano actor Michael Caine – dos años después recibió un gran premio de consuelo al llevarse el papel protagónico en la película A.I. Inteligencia Artificial, dirigida por Steven Spielberg quien terminaba el trabajo del legendario director Stanley Kubrick.

Sexto sentido
Foto Archivo

El rol no solo le valió su segundo premio Saturno -el primero fue por el Sexto sentido– sino que también sirvió para afianzar el lugar de Haley Joel Osment como uno de los jóvenes actores más importantes de Hollywood.

Posteriormente Osment trabajaría en varios proyectos relacionados con Disney como The Hunchback of Notre Dame 2, The Jungle Book 2 – en la voz de Mowgli- y The Country Bears. También inició lo que ha sido uno de sus participaciones más longevas, al dar su voz para Sora, el protagonista de la saga de videojuegos Kingdom Hearts.

Su último gran rol en la pantalla grande fue la cinta Secondhand Lions (2003) junto a Robert Duvall y Michael Caine en 2003. Después, una de las caras más famosas del principio del milenio empezó a alejarse de la fama para continuar sus estudios.

Sexto sentido
Foto Archivo

Retiro parcial y el accidente

“Una película como Sexto sentido crea una imagen permanente de quien eres en la mente de las personas”, dijo en diálogo con The New Yorker. “En medio de todo eso, es difícil saber quién eres, o en quién te estás convirtiendo. La universidad parecía como un manejable siguiente paso, un lugar donde podía desentrañar todo eso.”

Después de terminar la secundaria, entre el 2006 y el 2011 Osment estudió en la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York. Lo hizo en un curso experimental, temiendo que los caminos más tradicionales no le enseñarían nada que no aprendió ya en los sets.

Describiendo su currículo universitario, el actor señaló que “se sentía una nueva y completamente diferente manera de actuar. Algunos programas intentan sacarte de tus hábitos anteriores y rehacerse en un nuevo actor, pero este era más de tomar lo que sabías, dejarlo de lado, y después encontrar una nueva manera de actuar, aprendí un montón”.

Durante su tiempo en la universidad se mantuvo casi completamente desconectado de su anterior carrera profesional, aunque dio su voz para la serie de dibujos animados IGPX: Immortal Grand Prix y continuó participando de los juegos de Kingdom Hearts. La única película que protagonizó en ese intervalo fue Home of the Giants en 2007 junto a Ryan Merriman y Danielle Panabaker.

Sexto sentido
Foto Archivo

“No hay demasiado en mi curriculum de ese tiempo, pero es la mayor inversión que hice en la actuación hasta la fecha. Me dio un radicalmente diferente conjunto de ideas”, dijo el actor, de nuevo al New Yorker. “Estaba trabajando en mi arte, pero no en una manera que era visible al público”.

Una de las revelaciones que tuvo es que después de haber protagonizado decenas de producciones como un niño precoz y de apariencia angelical, ahora encontraba una predilección por los papeles de villanos y por los personajes peculiares.

“No hay muchos roles para niños malos. Yo soy más conocido por ser un buen chico y el centro moral de la película. Así que en la universidad, me divertí más cuando tenía que interpretar a los malos”, afirmó Osment en su entrevista con The New Yorker. “No es sobre huir de lo que hacía como niño, sino una manera de mantener las cosas nuevas y difíciles. Es parte del trabajo más satisfactorio que he hecho”.

Curiosamente fue este periodo donde la hermana menor de Haley, Emily Joel Osment, empezó a hacerse famosa por su participación en la serie Hannah Montana junto a Miley Cyrus. Ella tuvo un camino más difícil a la fama, según dijo el actor a The Guardian. “Ese programa estaba dirigido para crear una manía en la gente de ese edad. Ella tuvo que lidiar con todo tipo de extrañas invasiones de su privacidad, sin poder tener una vida escolar normal. Y lo que exacerbó todo es que ella tenía que estar en las redes sociales. Yo resistí hasta que tenía como 27”.

Otro incidente importante de esta época ocurrió en el 2006, cuando Osment, entonces de 18 años, estuvo en un accidente automovilístico por conducir bajo la influencia del alcohol. Por el delito, fue obligado a pagar una multa, pasar por rehabilitación y fue sentenciado a tres años de libertad condicional. Osment considera que esto no tuvo que ver con la oscura historia de los actores infantiles sino que con simple “indiscreción de un adolescente”.

Una nueva imagen

La universidad sirvió a que el actor se redescubra a sí mismo y después de graduarse inició el proceso para reinsertarse en la industria de la televisión, las películas y el teatro. Es así que desde su regreso Osment ha sido el torpe maestro de educación sexual en la película Sex Ed (2010), el odioso millonario Travis McCredle en Entourage (2015) y el neonazi Adrien Arcand en Yoga Hosers (2016).

“Hubo definitivamente un muy divertido periodo en el que actué como muchos villanos”, señaló el actor.

Desde entonces el actor ha seguido trabajando en varios proyectos y, aunque no ha tenido la misma visibilidad que tuvo en su juventud, es fácilmente reconocible en la película sobre el asesino Ted Bundy Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile (2019), en la que participó con otros actores que alguna vez fueron estrellas infantiles como Zac Efron y Lily Collins.

También ha participado en series como Silicon Valley, The Kominsky Method y The Boys de Amazon Prime Video. En esta última serie interpreta a Mesmer, quien en un extraño reflejo de su vida actual es un superhumano con poderes psíquicos que vive de su fama como exestrella infantil. Sobre este pasado y su relativa normalidad, la cual le falló a actores como Macaulay Culkin, Miley Cyrus y desastrosamente a Joey Cramer, Osment considera que su experiencia es la norma y no la excepción.

Sexto sentido
Foto Archivo

“Creo que hay una expectativa para que haya una oscuridad (en las estrellas infantiles). Pero creo que hay más historias de personas que tuvieron experiencia positivas trabajando como niños y no tuvieron ese tipo de historia cliché cuando crecieron.”

Y si bien lo más probable es que Osmont llegó a su pico de fama entre los 11 y 14 años, el actor parece agradecido por los caminos que lo ha llevado la vida. “Me siento afortunado que he podido hacer algo que he hecho desde joven y que este continúe siendo mi trabajo ahora”, sostiene.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!






Source link

También pueden gustarle

Leer Más