Economía

Pence en Convención Republicana: Biden es un caballo de Troya de la izquierda radical

Analitica.com


La Convención Nacional Republicana vivió este miércoles su penúltima jornada, en la que resaltó la intervención del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien calificó al candidato demócrata Joe Biden como «un caballo de Troya de la iquierda radical», al tiempo que defendió la gestión de Donald Trump frente a la pandemia del covid-19 y exigió el cese de la violencia, a propósito de las protestas raciales de los últimos días ante el caso del afroamericano Jacob Blake, quien recibió siete disparos por un agente policial en la localidad de Kenosha, estado de Wisconsin.

«La dura verdad es que no estarán seguros en los Estados Unidos de Joe Biden», dijo Pence, quien hio una comparación entre las ideas de la izquierda –que según él representa el abanderado demócrata- y las de los seguidores de Trump. «El presidente Trump nos ofrece el camino de libertades y oportunidades. Joe Biden es el camino del socialismo, un caballo de Troya de la izquierda radical. Pero no se lo permitiremos».

Cese de la violencia

Pence aseguró que Biden «respalda las mismas políticas que están generando calles inseguras y violencia en las ciudades de EE.UU.», y que «recortaría fondos» a la Policía, a pesar de que el exvicepresidente ha dejado claro que no apoya esa medida.

En cuanto a las protestas de Kenosha, Pence fue enfático: «Déjenme ser claro: la violencia tiene que cesar, ya sea en Minneápolis, Portland o Kenosha. Tendremos ley y orden en las calles de Estados Unidos», parafraseando una de las expresiones favoritas de Trump.

El vicepresidente, que habló en directo desde el fuerte McHenry en Baltimore (Maryland), conocido por ser la sede de una batalla que en 1812 inspiró la composición del himno nacional estadounidense, apeló al sentir nacionalista cuando afirmó que «esta nación es la que más ha aportado al mundo, que merece generar agradecimiento, no crítica. Si quieren un Presidente que se mantenga callado cuando nos insultan, entonces Trump no es su hombre».

Pronta vacuna al covid-19

Sobre el coronavirus, que ha dejado en su país alrededor de 180 mil muertes y más de 5,8 millones de personas contagiadas, Pence defendió que el veto a la entrada de extranjeros desde China que impuso Trump «salvó un número incontable de vidas estadounidenses», y describió su respuesta a la pandemia como «la mayor movilización nacional desde la Segunda Guerra Mundial».

«La semana pasada, Joe Biden dijo que ‘no va a venir ningún milagro‘ (contra el covid-19). Lo que parece que Joe no entiende es que Estados Unidos es una nación de milagros, y que estamos en camino de tener la primera vacuna segura y eficaz contra el coronavirus del mundo para finales de este año», recalcó.

Como hizo la primera dama Melania Trump la noche anterior, Pence tuvo palabras para «todas las familias que han perdido a sus seres queridos y que tienen familiares que todavía luchan contra la enfermedad», pero defendió con orgullo que «se están reabriendo las escuelas» del país.

Estimulando el voto femenino

Durante la jornada, uno de los discursos más emotivos fue el de la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, que relató sus problemas médicos para tratarse un potencial cáncer de pecho.

«Quiero que mi hija crezca en los Estados Unidos de Donald Trump. Decidir tener una mastectomía preventiva fue la decisión más dura que he tomado. Pero apoyarle, fue la más fácil», apuntó, a la vez que relató el cariño mostrado por el mandatario durante el proceso.

Asimismo, Kellyanne Conway, la fiel asesora que asumió la jefatura de la campaña de Trump poco antes de las elecciones de 2016, ayudándole con el voto femenino, se dirigió de nuevo a las mujeres, el electorado que según las encuestas el mandatario está perdiendo.

«Durante décadas, Trump ha elevado a las mujeres a puestos de responsabilidad en los negocios y en el Gobierno. Confía en nosotras y nos consulta, respeta nuestras opiniones e insiste en que estamos en pie de igualdad con los hombres», remarcó Conway, en el que probablemente sea su última intervención ya que ha anunciado que dejará el cargo a final de mes.

Kellyanne Conway, asesora de Trump, que dejará su cargo a finales de este mes, pidió a las mujeres que reelijan al mandatario / Foto: EFE

Ataque a China

Y si bien Pence volvió a criticar a Pekín como responsable de la pandemia del coronavirus, el testimonio más contundente contra el gigante asiático corrió por cuenta del disidente chino Chen Guangcheng, que escapó en 2012 de China con la ayuda de la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, y que pidió el voto para Trump.

«Estados Unidos debe usar sus valores de libertad, democracia y el Estado de derecho para reunir a una coalición de otras democracias que detengan la agresión de China. El presidente Trump ha sido un líder en este ámbito, y necesitamos que otros países se unan a él en esta lucha», afirmó Guangcheng.



Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle