Entretenimiento

Ms de cien detenidos en las protestas climticas ante el Parlamento britnico

Ms de cien detenidos en las protestas climticas ante el Parlamento britnico


Extinction Rebellion (XR), el grupo climtico considerado “extremista” por Londres, ha vuelto a la carga tras la pausa de la pandemia y ha obligado a la polica a emplearse a fondo

Manifestantes clim

Manifestantes climticos en Londres.
Carlos Fresneda

Extinction Rebellion (XR), el grupo que impuls el activismo climtico en la antesala del coronavirus, ha vuelto a la carga tras la pausa de la pandemia y ha obligado a la polica a emplearse a fondo para evitar el bloqueo de la plaza del Parlamento en Londres. Los dos primeros das de acciones, reclamando la aprobacin de una ley de emergencia cimtica y ecolgica, se saldaron con ms de cien detenidos.

Las protestas se trasladaron el viernes a las rotativas y centros de distribucin de los peridicos de Rupert Murdoch (‘The Sun’ y ‘The Times’) y del diario conservador ‘The Daily Mail’ “por no informar sobre la emergencia climtica y ecolgica”. La secretaria de Interior Priti Patel conden las acciones contra los peridicos como “un ataque contra la democracia”. Boris Johnson intervino en la polmica y acus al grupo Extinction Rebellion de “limitar el acceso de la gente a las noticias” con sus acciones contra los peridicos de Murdoch. Johnson descalific hace meses a los miembros de de XR como “un grupo de cabreados”, pese al apoyo dado a las protestas por su propio padre, Stanley Johnson.

El grupo nacido en Stroud (Reino Unido) en el 2018 -y extendido por decenas de pases en todo el mundo- est en la mirilla del Ministerio Interior britnico, que decidi incluirlo este ao en la lista de asociaciones “extremistas” tras la cadena de acciones que se saldaron con 1.065 detenidos el otoo pasado en la capital britnica.

Las escritoras Margaret Atwood y Zadie Smith se sumaron a la causa el pasado mircoles y dieron su apoyo a Writers Rebel, algo as como la rama “intelectual” de XR. La autora de El cuento de la criada, envi un mensaje desde Canad a los manifestantes atrincherados en Westminster: “El cambio climtico debido a la accin humana no es una teora ni una opinin; es un hecho. Y negar este hecho siguiendo los intereses del dinero puede llevarnos a nuestra extincin como especie”.

Zadie Smith, la autora de Dientes blancos, encabez la marcha contra “los lobbies de los combustibles fsiles”, que rompi en el nmero 55 de Tufton Street, la sede del Centre for Policy Studies, un think tank vinculado con polticos del Partido Conservador y acusado de contribuir al negacionismo.

“Los hroes de este momento histrico son los activistas del clima, que estn intentando salvarnos de nosotros mismos“, declar Smith. “El resto de nosotros debera reconocer este hecho y dar nuestro apoyo a todo su trabajo”.

Gail Bradbrook, cofundadora de XR y fsica molecular, anunci sobre la marcha la creacin de un nuevo subgrupo, Money Rebellion, con el objetivo puesto en los prximos das en las instituciones financieras: “El actual sistema econmico est matando la vida en la tierra; ha llegado el momento de pensar en algo diferente que pueda precisamente preservar el planeta”.

En Westminster, entre tanto, la polica se empleaba a fondo para mantener a raya al medio millar de activistas que han montado un campamento de protesta en la plaza del Parlamento y anunciaron diez das de acciones, que arrancaron el martes con la disrupcin de la rentre de los diputados. La parlamentaria del Partido Verde Caroline Lucas se desmarc del pelotn, se solidariz con los manifestantes y prometi presentar en las prximas semanas la ley de emergencia climtica y ecolgica.

“El coronavirus ha hecho an ms urgente nuestra causa”, declaraba Kevin Gibson, un profesor jubilado de 68 aos que asegura haber sido detenido cinco veces durante las acciones del 2019. “Estamos dispuestos a llegar hasta donde haga falta para volver a poner el clima en lo ms alto de la agenda poltica. No podemos enterrar bajo la alfombra la otra crisis que est llamando a nuestras puertas por la urgencia sanitaria Hay que actuar ya!”.

Si pensis que el covid es malo, veris la que nos espera“… Con mascarillas o sin ellas, los militantes de XR escenificaron en Westminster una danza de la muerte con esqueletos, presidida por el el reloj de arena que sirve de emblema al movimiento. La plaza del Parlamento se ha convertido, en los ltimos das, en muestrario de la resistencia pacfica, culminada con la sentada de “meditacin y empata” junto a la estatua de Gandhi.

Hau que recordar que Scotland Yard est dotada estos das de poderes especiales por la pandemia, que autorizan a la polica a multar hasta con 11.000 euros a los organizadores de protestas de ms de 30 personas. Piers Corbyn, hermano del ex lder laborista, fue, de hecho, multado el sbado pasado, en la protesta contras las medidas del coronavirus que convoc a unos 10.000 manifestantes en Trafalgar Square.

El despliegue de esta semana ante el Parlamento ha sido tal que el nmero de policas ha rivalizado con el de manifestantes del clima, con incursiones espordicas que se saldaron con decenas de detenidos rumbo a comisara.

Menos visible en las manifestaciones, en retaguardia en los ltimos meses, el tambin cofundador de XR Roger Hallam ha vuelto esto das a primer plano como protagonista del documental The Troublemaker (El alborotador), un viaje al origen del movimiento que, en cuestin de meses, reinvent el activismo en el Reino Unido. Ex agricultor ecolgico en Gales, reconvertido en acadmico, Hallam es el autor del “algoritmo de la rebelin”, segn el cual habra que calar en el 3,5% de la poblacin para impulsar la accin ante el climtica.

“Llevamos teniendo marchas de clima desde hace 30 aos y, con todos los respetos para Greta Thunberg, nunca han conseguido nada. Slo la disrupcin causada por acciones no violentas va a tener un impacto en la opinin pblica y va a obligar a negociar a los polticos”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarle

Leer Más