Política

Más de 50 días lleva desaparecida la periodista Anabel Quevedo

Douglas Rico

16-08-2019. Sonia de Quevedo, madre de la periodista y locutora venezolana, Anabel Quevedo, clama para que su hija aparezca sana y sana. La profesional de la información lleva más de 50 días desaparecida sin dejar rastro alguno de su paradero.

#DondeEstaAnabel y #anabelquevedo son las etiquetas que la noche de este viernes 16 de agosto están posicionadas en la red social twitter.

La madre de la periodista a través de varios mensajes en la red social azul, promovió el “tuitazo” para clamar por el regreso de su hija.

Damos comienzo ya al tuitazo por mi hija Anabel Quevedo #dondeestaanabel

— Sonia de Quevedo (@soniadquevedo) August 17, 2019

Colegas, amigos, familiares y venezolanos consternados por el caso han mostrado su indignación y exigen que las autoridades se sumen aclarezcan el caso.

Mi prima #anabelquevedo cumple hoy 55 días desaparecida y nosotros su familia no tenemos infirmación de ella. Absolutamente nada. Si usted sabe algo le agradecemos se comunique con nosotros #DondeEstaAnabel pic.twitter.com/osLFlk68Px

— JenniferBarretoLeyva (@JenBarretoLeyva) August 17, 2019

Hace días un oficial de la Policia Nacional Bolivariana, PNB estuvo detenido por tener una presunta vinculación con la desaparición de Quevedo y su pareja.

Según el portal web Captus 24, Quevedo y su novio, Henry Pérez, desaparecieron, cuando se disponían a hacer unas compras en Maracaibo, la mañana del sábado 22 de junio. El último contacto que tuvo la locutora fue con su mamá, Sonia de Quevedo a las 11:22 am de ese día. Le manifestó vía whatsapp: “Espera que agarre señal”.

El vehículo Aveo, gris, propiedad de Henry Pérez fue localizado quemado en una trilla del municipio Jesús Enrique Lossada el pasado 3 de julio, en horas de la tarde.

Sonia de Quevedo, se ha dirigido a las autoridades que conforman el CICPC y al director Douglas Rico para que expliquen se pronuncien sobre el paradero de su hija.

 

 

 

 

Deja un comentario

También pueden gustarle