Entretenimiento

Maratón de comedia y una aventura extrema para empezar la semana con optimismo

Maratón de comedia y una aventura extrema para empezar la semana con optimismo


Madrid
Actualizado:

Guardar

Nueva tanda de recomendaciones diarias para empezar una nueva semana de encierro «desescalado»

Todo está en Sheldon Cooper y compañía

La vida, como todo el mundo sabe, es muy, muy complicada, pero nadie verá su complicación en aquel punto preciso allá en el infinito si no conoce a Sheldon Cooper, y a ser posible en su relación con Leonard, Penny, Wolowits y los demás personajes de «The Big Bang Theory», que es lo que se suele llamar «una comedia de situaciones», pero que, en realidad, es el universo entero metido con calzador en la pequeña pantalla. Física, matemáticas, la Teoría de las Cuerdas, las tiendas de cómics… Una serie eterna, infinita en temporadas, y con unos diálogos sobre la vida, la ciencia, el sexo y las chorradas en general que son la simiente de la que nació el sarcasmo. «The Big Bang Theory», en Neox y TNT en diversos horarios

Paseo por Irlanda con un Viejo Ford

Aunque crea que tiene ya peinado y listo a John Ford, quizá aún le falte por ver esta pequeña joya de su filmografía, «La salida de la Luna», tres breves historias independientes situadas en ese espacio de nostalgia, tradiciones y tozudeces que para él era Irlanda, y una de ellas en una estación de tren como la que esperaba a Sean Thornton (Wayne) en Innisfree. Desde luego, es un divertimento para el viejo Ford, que miraba con un ojo guiñado y risa chisposa la naturaleza y temperamento de sus raíces, pero también es eso que se llama «una obra menor», entre las cuales se encuentran algunas de las mejores que ha hecho el ser humano. «La salida de la Luna», en Filmin

Cuidado con las reformas

Tantas horas de casa suele tener consecuencias, y hay que ser precavidos y luchar contra la tentación que se presenta con ese despreciable combinado de tiempo libre e ideas: de arreglo, de reformas, de chapucillas, de innovaciones… Si alguien se ve con ganas e imaginación, lo recomendable es no pasar nunca, bajo ningún concepto, a la acción, y conformarse con ver algunos de esos múltiples y bobos espacios en los que unos tipos te «acaramelan» la casa en un periquete. Son extremadamente divertidos los programas de «Reformas en 60 minutos», y tienen la ventaja de que uno luego no tiene que vivir en esos espacios llenos de rincones coquetos y melazas. «Reformas en 60 minutos», en Ten a las 16.00

¿La mejor comedia de la historia?

No siempre apetece contemplar lo perfecto, pero si se anima uno a ello ahí está «Medianoche», la película dirigida por Michael Leisen a partir del mejor guion (y más odiado) escrito por Billy Wilder y Charles Brackett. El encuentro en París de la Cenicienta Eve Peabody (Claudette Colbert) con el taxista húngaro, aristócrata y con conciencia social Tibor Czerny (Don Ameche) es tan brillante y la historia, tan impregnada de malicia y candor, que los escrúpulos se mueven de aquí para allá exactamente igual que en la vida, o sea, exactamente igual que en aquellas comedias chaladas que conocemos como «screwball». «Medianoche», en Filmin

Que discutan otros

La tele de toda la vida, la de andar por casa, tiene rincones a los que hay que entrar con la aspiradora, y más esos que se vanaglorian de estar pegados a “la realidad”. De los más recomendables -si uno quiere estar al día de polémicas inextricables y vanas- es ese de «Todo es mentira», con sus colaboradores, politólogos, observadores y mundiexpertos, pero, sobre todo, con su conductor, que se llama Risto Mejide, un personaje curioso, ducho en porfías y con el aire de haber sido pillado en un descanso del rodaje de una peli de Tarantino o de Robert Rodríguez, pero con aires textuales de un guion de Bergman cabreado. En Cuatro. 15.30 h.

De pesca por Alaska

Lo de las franjas horarias de salida de casa es, además de un jaleo indescifrable, una excusa magnífica para quedarse en ella: “pues, creo que justo ahora es la franja sin niño, pero con perro”. Y dedicarse a un programa de la tele que nunca vería (¡a media mañana!), como ese de «Pesca radical» en el que unos pescadores arrojados se dedican al oficio más peligroso del mundo, la pesca del cangrejo real en Alaska. Y aunque a usted qué más le da, pues ni es pescador ni le gusta el cangrejo, el caso es que el documental se vive como una de Hitchcock. «Pesca radical», en Discovery Channel a las 12.35 y 13.25 h.



Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle