Internacionales

Los padres de las vctimas espaolas de la tragedia de la Love Parade alemana: “Recurriremos a Estrasburgo por dignidad”

Los padres de las vctimas espaolas de la tragedia de la Love Parade alemana: "Recurriremos a Estrasburgo por dignidad"


La Justicia cerrar sin sentencia el caso que juzgaba la muerte de dos jvenes de Tarragona y otras 19 personas en 2010 en una avalancha durante el festival de msica electrnica

Familiares de las v

Familiares de las vctimas ante el Tribunal de Dsseldorf.

El cmulo de despropsitos que han padecido dara para una pelcula, y de hecho, el viacrucis de las familias cuyos hijos perdieron la vida en la Love Parade de Duisburg (Alemania) en 2010 ha sido recogido en un documental cuyo rodaje acaba de terminar despus de dos aos y medio, por desgracia sin el final que a todos les hubiera gustado.

El prximo 24 de julio se cumplen diez aos de la tragedia que dej 21 muertos (entre ellos, dos jvenes espaolas) y ms de 600 heridos. Triste aniversario ya que, segn la legislacin germana, van a prescribir las posibles responsabilidades penales ante la falta de sentencia. Ser as de forma inexorable ante la imposibilidad de alcanzar un veredicto en apenas un mes y medio. Con el argumento de mantener los engranajes de la Justicia ralentizados por la crisis del coronavirus, el Tribunal de Duisburg ya se ha decidido a dar carpetazo al asunto, pese a reconocer hasta 34 errores en el montaje y mltiples culpables.

La decisin, contra la que no cabe recurso, es definitiva. No obstante, las familias de las fallecidas Clara Zapater y Blanca Acosta -dos estudiantes de Erasmus de 22 aos de Tarragona y Cambrils– no se rinden. Nos han vulnerado el derecho a un juicio equitativo y nos ampara el artculo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH). Es equitativo un juicio inacabado y sin sentencia? En nuestra opinin, no, as que iremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, avanza el abogado Paco Zapater, padre de Clara y portavoz. Es una cuestin de dignidad y un deber moral denunciar al Estado alemn, aunque nos tendremos que conformar con una sentencia simblica porque Estrasburgo carece de competencias para volver a juzgar un delito prescrito, aade.

Las autoridades judiciales alemanas -con la adhesin del fiscal y las defensas y la oposicin de las acusaciones particulares- han cerrado en falso un macrojuicio que se inici a regaadientes a finales de 2017 y que deba haber finalizado en diciembre de 2018. La indolencia respecto al caso y el temor a que pudiera prescribir viene de lejos. Zapater ya lo expresaba hace dos aos y medio: Si el 24 de julio de 2020 no se ha dictado sentencia, el juicio quedar automticamente prescrito y todo el esfuerzo habr sido en balde. Dicho y hecho. Es la crnica de una muerte anunciada que venimos advirtiendo desde hace mucho tiempo, pero no se nos hizo caso; en lugar de acelerar el juicio se sigui al ralent, con 184 sesiones en 127 semanas, un da y medio de trabajo a la semana de promedio, denuncia el abogado.

La desidia ha caracterizado todo el proceso judicial desde los meses posteriores al accidente. Desde el principio ha existido resistencia a avanzar, lamenta Zapater. Ya el hecho de llegar a la apertura de juicio fue toda una odisea, explica, con la decepcin de no llegar a ver sentados en el banquillo a Adolf Sauerland, alcalde de Duisburg cuando ocurri la tragedia, a Roy Schaller, dueo de la empresa que organiz el festival, y al jefe de la polica responsable de la seguridad. Segn distintos testimonios, en el recinto de Duisburg se haba concentrado cerca de un milln y medio de personas, el triple del aforo permitido. Fue una ratonera, ha relatado el padre de Clara en numerosas ocasiones.

En abril de 2016, el caso fue archivado por el Tribunal de Duisburg despus de tomar declaracin a ms de 3.400 testigos y revisar ms de mil horas de imgenes de las cmaras de vigilancia o telfonos mviles de asistentes. Sin embargo, la Fiscala y la acusacin particular -60 afectados, representados por 35 abogados- presentaron un recurso ante el Tribunal Superior de Dsseldorf -junto a ms de 362.000 firmas de apoyo recogidas en toda Europa-, que a principios de 2017 fall a favor de los demandantes y orden reabrir el juicio.

A punto de cumplirse el dcimo aniversario de la tragedia, cuando las familias echan la vista atrs les queda el poso amargo de haber padecido una voluntad deliberada de no entrar en el fondo de las responsabilidades; el mtodo ha sido actuar con una lentitud exasperante para que los posibles delitos prescribieran sin sentencia, como as ha sido. Lo que ms nos duele -resume Zapater- es que, segn el tribunal, la muerte de 21 personas y las heridas de otras 600 no se consideran una cuestin de inters general.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle