Economía

la ya grave crisis eléctrica se intensifica

Mérida se apaga, Promedehum


Mérida se apaga, Promedehum

Durante el mes de abril, sectores de Mérida pasaron hasta 223 horas sin servicio eléctrico, así quedó en evidencia en el último boletín presentado por la asociación civil Promedehum que, desde el mes de enero busca visibilizar la grave crisis eléctrica que afecta a las personas.

El boletín que entrega Promedehum ha permitido mostrar varios sectores y municipios de Mérida donde sufren las constantes y prolongadas fallas del servicio eléctrico, señaló la organización en una nota de prensa.

Durante el mes de abril, se evidenció un importante aumento en los cortes eléctricos. En la zona del páramo, los municipios Rangel, Cardenal Quintero y Pueblo Llano, pasaron de 85 y 95 horas sin luz en el mes de marzo; a 208 horas y 195 horas durante el mes de abril, respectivamente.

En el municipio Libertador, el monitoreo se realizó en la parroquia J.J. Osuna Rodríguez donde se pasó de 82 horas sin luz durante marzo a más de 207 horas sin luz en abril; en parte de Los Sauzales, parroquia Mariano Picón Salas pasó de 90 horas y 30 minutos a 176 horas 40 minutos sin servicio eléctrico. En el sector La Joya, parroquia Arias; durante marzo, sus habitantes estuvieron 123 horas sin luz, mientras que en abril las horas sin servicio eléctrico aumentaron a más de 191, de la misma manera, en Santa Juana, parroquia Domingo Peña de Mérida, pasaron de 118 horas sin luz en marzo, a más de 223 horas sin servicio eléctrico, convirtiéndose en el sector más afectado con los apagones.

En el mes de abril, se sumaron nuevos monitoreos con lo que se ampliaron las zonas de la muestra: el sector El Rincón de la parroquia Mariano Picón Salas durante abril permaneció por 203 horas sin servicio eléctrico, mientras que los habitantes de la parroquia El Llano, fueron más de 219 horas sin luz.

“Ha sido un trabajo arduo llevar el registro de horas sin luz, debido a la cantidad, lo prolongados y el descontrol con el que se maneja la situación eléctrica en Mérida”, señalan desde la organización, desde donde destacan que el pasado 21 de abril, la dirección regional de Corpoelec a cargo de Ricardo Cabrera, se dio a conocer un Plan de Administración de Cargas (PAC) para las zonas no priorizadas, el cual fue presentado como un cronograma de cortes “equitativos” de seis horas continuas para las diferentes zonas de la entidad andina.

“Este plan de administración de cargas no se ha cumplido, y por el contrario se han incrementado las horas sin luz y el número de cortes eléctricos por día, lo cual no sólo mantiene a las personas a oscuras, también confundidos frente a la hora en que contarán o no con el servicio eléctrico necesario para llevar una vida medianamente normal en medio de la pandemia del covid-19 y la crisis humanitaria compleja en la que se encuentran los venezolanos”, aseguró Promedehum.





Source link

También pueden gustarle

Leer Más