Entretenimiento

La Xunta pide explicaciones al Gobierno por los vagones arrojados al ro Sil


Actualizado

La Consellera de Medio Ambiente tacha las maniobras de encarrilamiento de «conducta totalmente inadmisible»


Adif tira al ro Sil dos vagones de tren descarrilados

El Ejecutivo que preside Alberto Nez Feijo se ha dirigido este mircoles al Gobierno va carta para pedir explicaciones por la intervencin de Adif en torno a los vagones de un tren que descarril el pasado 28 de julio en Sobradelo (Ourense). En unas maniobras de encarrilamiento, uno de ellos termin en el fondo del ro Sil y otro en un terrapln.

La Consellera de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, que tiene al frente a ngeles Vzquez en funciones, ha enviado sendas misivas a la ministra para la Transicin Ecolgica, Teresa Ribera, y al responsable de Transportes, Jos Luis balos, con el objeto de interesarse por una «conducta totalmente inadmisible» y por ende de conocer las acciones que se adoptarn. Tanto en una notificacin como en la otra hay alusiones al entorno natural de Carballeda de Valdeorras, donde se registra este episodio, as como a la biodiversidad y paisaje de la zona en cuestin.

En el escrito dirigido a Ribera, la Xunta hace saber al Gobierno que agentes medioambientales suyos se desplazaron al lugar el martes, y que este mircoles volvern a hacerlo, para dejar constancia de lo acontecido al arrojar esas estructuras de gran tonelaje desde una lnea ferroviaria propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). La Direccin General de Calidad Ambiental, dependiente de este departamento autonmico, investiga a su vez alguna posible infraccin en este sentido.

En el texto cuyo destinatario es balos, la conducta presenciada recibe el calificativo de «totalmente inadmisible» y se destaca la voluntariedad en el proceder.

La mayora de los partidos polticos ha coincidido en tildar de barbaridad este hecho y el lder de Vox, Santiago Abascal, ha escrito un tuit en el que alude a la condicin de gallega de la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, al escribir: «La presidenta de Adif, una gallega que contamina el Sil».

Adif abre una investigacin

La mencionada entidad pblica empresarial ha abierto una investigacin para conocer todos los detalles de lo sucedido en las maniobras de encarrilamiento de once vagones del tren operado por Renfe Mercancas, interceptando y causando importantes daos en la lnea Len-A Corua.

Todos los vagones, destaca su comunicado, se encontraban vacos, por lo que no se produjo «ningn tipo de riesgo asociado al vertido de la carga». En esas labores, en las que colaboraba Renfe, era necesario, justifican, apartar cuatro vagones para reparar la va. Dada la complicada accesibilidad de la zona, y con el objetivo de garantizar la seguridad de los trabajadores, se trataba, prosiguen, de una condicin indispensable previa para situar una gra ferroviaria en paralelo a los vagones y suspenderlos para encarrilarlos.

«Durante esas maniobras, un vagn se pudo desplazar correctamente, pero el segundo de los vagones se precipit ladera abajo, hasta la ribera del ro Sil», recoge su nota. Adif est analizando a fondo todas las acciones efectuadas durante las actividades de retirada del material descarrilado y, una vez se disponga de todos los datos, se depurarn, en su caso, las responsabilidades pertinentes.

La prioridad del ente pblico en este momento, concluye la nota, «sigue siendo retirar los vagones descarrilados, as como revertir los daos que se hayan podido producir en el entorno a la mayor brevedad posible. En este sentido, Adif se encuentra en permanente contacto con las autoridades medioambientales».

Ecologistas piden a la Fiscala que investigue

La asociacin ecologista Adega ha pedido a la Fiscala que abra una investigacin por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente. La estructura de gran tonelaje, han afirmado, «est compuesta por metales de diverso tipo» y «podra contener materiales o sustancias que son muy peligrosas para el ecosistema acutico, como es el amianto».

Aunque el vagn no tuviese carga, segn ha indicado Adif, la asociacin ecologista ha destacado que los aceites, hidrocarburos y lquidos lubricantes de los engranajes «pueden contaminar las aguas» y afectar a la flora y la fauna del entorno y tambin poner «en riesgo» la salud pblica. El vagn altera «la morfologa del lecho y la dinmica natural del ro» y «podra constituir un elevado riesgo para la seguridad de las personas y de las infraestructuras que se encuentren ro abajo».

Adega ha explicado que en las imgenes «ya se aprecia» que la vegetacin de ribera est «visiblemente afectada» por la cada abrupta del vagn ladera abajo. Su impacto, ha agregado, podra haber generado «un grave impacto sobre la fauna de ribera» que habitualmente se resguarda en las orillas de los ros.

La asociacin ha considerado adems que estos hechos «contravienen todo el marco normativo vigente» en materia ambiental, de residuos, de planificacin hidrolgica y de proteccin de las aguas. «Parece que la empresa pblica se salt todo el marco regulador y procedimiento administrativo legal para proceder ‘por las bravas’, de forma improvisada y sin medir las consecuencias sobre el entorno», ha criticado Adega, que considera que esto puede ser «una infraccin muy grave» hecha «a propsito o sabiendo que podra causar graves perjuicios».

Responsables de la Confederacin Hidrogrfica Mio-Sil indicaron que el organismo ya haba advertido a Adif de que no permitira volcar los vagones decarrilados sobre el Sil. Algo que «no impidi que la entidad ferroviaria siguiese con sus planes», ha criticado la organizacin ecologista. Adems de pedir que la Fiscala investigue si hay delito, Adega ha reclamado al Ministerio de Transportes que «dirima responsabilidades» y a la Confederacin Hidrogrfica Mio-Sil que abra «el oportuno expediente sancionador e inste a actuar a la Fiscala».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle