Internacionales

La era Biden debe abrir esperanzas en la economa digital

La era Biden debe abrir esperanzas en la economa digital


El autor considera que la llegada de Biden fortalecer los lazos histricos a un lado y otro del Atlntico, pero advierte de que no habr soberana digital en la UE sin tener la capacidad de desarrollar ecosistemas digitales que merezcan tal nombre

Joe Biden, presidente electo de EEUU.

Joe Biden, presidente electo de EEUU.
CHANDAN KHANNA AFP

Tras unos das de algaraba, la victoria de Biden parece confirmada y, a la espera de su toma de posesin, su triunfo ha sido recibido con entusiasmo en las capitales europeas. Aunque es pronto para advertir cules sern los primeros pasos de la Administracin Biden, una cosa parece clara: Europa confa en que la llegada de Biden fortalecer los lazos histricos a un lado y otro del Atlntico.

Cooperacin era uno de los mantras en todas las felicitaciones de los lderes mundiales: la transatlntica es la ms importante fuente de cooperacin econmica en el mundo. La victoria de los demcratas propicia la reconstruccin de los puentes que el multilateralismo exige, con futuras negociaciones y acuerdos comerciales acompaados de polticas pblicas a favor del libre comercio y contrarias al proteccionismo de ambas partes.

Dentro de esta cooperacin transatlntica, los servicios digitales son una parte muy relevante en esta balanza comercial, con un potencial de crecimiento importante en los prximos aos. Esta relacin est a mucha distancia econmica de las exportaciones a China o a Latinoamrica, por lo que no sorprende que el 73% de la inversin internacional de Estados Unidos en industrias de la informacin est concentrada en Europa, segn los datos del Atlantic Council.

Paradjicamente, es posible que la mayor vocacin proteccionista en Europa en los ltimos tiempos est ligada al plano digital, elemento clave, como decamos, de esa cooperacin econmica que tiene visos de mejorar con Biden al mando. Europa ha entrado en confrontacin directa con los EEUU al imponer tasas digitales que afectan, bsicamente a un puado de empresas norteamericanas. Como contrapartida, los Estados Unidos han impuesto aranceles sobre productos europeos, entrando en una guerra comercial indita en las ltimas dcadas.

En nuestro libro Europa frente a EEUU y China: prevenir el declive en la era digital, argumentamos que el proteccionismo europeo es un error de cara a afrontar el gap tecnolgico de Europa con China y EEUU. Europa necesita menos regulacin y efectos Bruselas, y una I+D efectiva en el sector privado con polticas educativas para generar talento y emprendimiento digital, administraciones eficientes y ecosistemas de innovacin disruptiva competitivos, aparte de lgicamente una apuesta ambiciosa por las tecnologas de propsito general como la Inteligencia artificial.

La bsqueda del grial de la soberana digital europea es una cuestin compleja a nivel comunitario. Las 27 economas tienen sus particularidades y sus dependencias de la tecnologa estadounidense son variables; lo que es cierto es que una interdependencia tecnolgica estratgica, bien orientada, es deseable, para mejorar la posicin de Europa en el mercado global. De lo contrario, las medidas proteccionistas, dejaran a Europa en una posicin de desventaja. Alemania y Francia, primera y segunda economas comunitarias, abogan por lograr esa independencia tecnolgica a toda costa. Pero debemos aspirar a lograr un mercado comn ms fuerte a travs de una regulacin digital eficiente que siente las bases para la inversin e innovacin en Europa; pero el impacto ms notorio se genera directamente mediante la inversin. Una de las claves ser esa capacitacin europea para desarrollar innovacin local a travs de ese trampoln de inversin extranjera.

Una cosa es que la Unin Europea ponga foco en que sus startups escalen y lleguemos a generar unicornios y gigantes tecnolgicos de relevancia internacional, y otra que a estas alturas nos dediquemos a crear o replicar tecnologas o soluciones ya consolidadas en el mundo para otorgar la etiqueta de hecho en la UE. Eso no es una apuesta ganadora o que aspire, a fin de cuentas, a cambiar las reglas del juego. En el campo de la tecnologa es difcil -quizs imposible- competir con productos que ya existen. Y los ejemplos fallidos en la Unin son conocidos por todos (adems de financiados por todos). En lugar de innovar, nos dedicaramos a emular innovaciones ya existentes, seguramente con un coste superior para lograr una calidad inferior.

La cooperacin con los Estados Unidos no puede ser una competicin sino propiamente eso, generar resultados de una accin comn. Y queda territorio por explorar para lograr el segundo objetivo de la Comisin, adems de la digitalizacin: una Europa verde. La vuelta de Estados Unidos al Tratado de Pars parece el primer trmite que certificar la Administracin Biden y el uso de la tecnologa y el desarrollo de tecnologas de propsito general como la inteligencia artificial ser clave para este propsito.

La Unin Europea tiene que aprender a hablar el lenguaje del poder, en palabras de su Alto Representante, Josep Borrell. Por eso, su capacidad de generar liderazgo a nivel mundial depender de su capacidad de mantener el espritu multilateral que est en su gnesis. Fomentar un proteccionismo que no permita una verdadera innovacin podra ser un error histrico ante esta renovada oportunidad transatlntica. Es posible que Biden tenga en su hoja de ruta otras prioridades a nivel geopoltico, pero ni l ni Von der Leyen pueden permitirse que esta relacin histrica no se refuerce con choques que s son evitables.

Nadie podr hacer por Europa sus deberes pendientes en la economa digital. No habr soberana digital sin tener la capacidad de desarrollar ecosistemas digitales que merezcan tal nombre y entornos donde las startups digitales adquieran la dimensin global de la que Europa es acreedora.

Las compaas europeas punteras -en sectores como la automocin, el medio ambiente o la maquinaria- tienen que apoyarse en la tecnologa para innovar y ser competitivas. No tienen que innovar transformndose en creadores de tecnologa maduras, sino ser propiamente disruptores en un mercado global con desarrollos tecnolgicos que pueden ser propios pero ligados a tecnologas, que como la Inteligencia artificial, abren un potencial de disrupcin relevante. De otra forma estaremos enterrando la esperanza, quin sabe si la ltima, de estrechar el Atlntico y afrontar desde una perspectiva occidental y garantista los retos que el planeta tiene por delante.

Andrs Pedreo es emprendedor y catedrtico de Economa Aplicada de la Universidad de Alicante. Autor, con Luis Moreno, del libro Europa frente a EEUU y China: prevenir el declive en la era de la inteligencia artificial.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

También pueden gustarle