Entretenimiento

Enrique Bunbury: escritor analiza sus canciones y halla más de 539 versos sospechosos de plagio

elcomercio.pe


Una dura tormenta parece avecinarse en la vida de Enrique Bunbury. La estrella del rock en español es acusada de utilizar más de 539 versos de autores como Mario Benedetti y Frida Kahlo en 37 composiciones de su carrera musical. Así lo asegura el escritor español Fernando del Val en su nuevo libro “El método Bunbury” (2020), en el cual detalla la particular forma en la que el exvocalista de Héroes del Silencio escribe sus canciones.

El también autor de obras como “Los años aurorales” (Premio El Ojo Crítico de Poesía 2018) señala en su libro la existencia de fragmentos poéticos ajenos en las canciones de Enrique Bunbury. Estos fragmentos, asegura, son de la autoría original de exponentes como Fernando Arrabal, Felipe Benítez Reyes, Mario Benedetti, Charles Bukowski, Fernando Sánchez Dragó, Blas de Otero, Michel Houellebecq, Gabriel Celaya, Nicanor Parra, Antonio Gamoneda y Haruki Murakami.

Tal es así que el autor de 42 años contabiliza un total de 539 versos bajo sospecha. “Buena parte de las letras que Bunbury ha escrito se compone de fragmentos de escritores a los que no cita. En mi libro se demuestra que la práctica ha sido habitual en toda su carrera, y que está presente en muchas canciones suyas con ambición poética y literaria”, dijo Fernando del Val al diario El País.

Dos ejemplos que el libro “El método Bunbury” incluye son los siguientes:

Fragmentos de Mario Benedetti

  • “Hoy amanecí con los puños / cerrados”; “Nos formulan preguntas / que incluyen su semilla de respuesta”; “Ahora que estoy insomne / (…) / quiero morir de siesta”; “Alimenta rumores clandestinos” (”La casa y el ladrillo” y “Geografías”, de Mario Benedetti).
  • “Amanecí con los puños bien / cerrados”; “Formulas preguntas con semilla / de respuesta”; “Ahora que padeces de insomnio / quisieras morir de siesta”; “(…) en sus rumores clandestinos” (”Iberia sumergida”, Bunbury, del disco de Héroes del Silencio, “Avalancha”).

Fragmentos de Fernando Arrabal

  • “Las palabras son como avispas y la calle como un cohete cuando te espero”; “Tengo un ataúd para tus besos y una corona para tu pelo”; “Eres el verano y mil tormentas y el león que sonríe en las ortigas” (”La bicicleta del condenado, de Fernando Arrabal).
  • “Las palabras fueron avispas / y las calles como dunas / cuando aún te espero llegar”; “En un ataúd guardo tu tacto y / una corona / con tu pelo”; “Eras verano y mil tormentas, yo el león que sonríe a las paredes” (La chispa adecuada, de Bunbury, del disco de Héroes del Silencio, “Avalancha).

Para Fernando del Val, la historia de su hallazgo inició hace más de 20 años, cuando empezó a recopilar las letras de su entonces ídolo Enrique Bunbury que coincidían con diferentes extractos de poemas que él también leía. Un amigo suyo lo ayudó a percatarse de aquel detalle que, luego, se volvió repetitivo en las siguientes composiciones del rockero español.

“Como tengo memorizadas sus letras, cuando abría un libro de Raymond Carver o de Antonio Gamoneda y me encontraba algo, rápidamente lo enlazaba con las canciones”, contó el escritor, quien añadió que “el problema ha sido la opacidad, cómo ha jugado con las letras no compuestas por él”. Esto refiere a la ausencia de créditos por parte de Bunbury a estos poetas.

“El método Bunbury” concluye en la existencia de plagio en dos de los cuatro discos de Héroes del Silencio y en nueve de sus diez trabajos en solitario; además de incluir testimonios de los autores víctimas de esta técnica. Entre ellos se encuentra Antón Casariego, hermano del escritor español Pedro Casariego y gestor de su legado, quien rechazó el uso sin autorización del trabajo de su familiar.

“El incidente fue muy desagradable, no tanto por su mayor o menor gravedad de fondo, sino por el mar de declaraciones chulescas de Bunbury y su representante. Solo se esperaba de él —no se le pedía, siquiera— que hiciera lo que es absolutamente normal en el mundo de las letras: citar las fuentes, acreditar los préstamos”, relata en el libro.

MIRA: Enrique Bunbury: “En algún momento nos vamos a poder tocar, vivir en una burbuja es una idiotez”

Aunque Enrique Bunbury aún no se ha pronunciado al respecto, esta práctica de composición salió a la luz por primera vez en 2008, cuando el músico fue acusado de “tomar prestado” frases del poeta vasco Joseba Sarrionandia. Ante el escándalo, Bunbury negó las acusaciones en diálogo con El Periódico de Aragón.

No es ni plagio ni nada. Es lo que hacemos los escritores en todos los ámbitos: recoger frases de la calle, de los periódicos, de los bares y, por supuesto, de los poetas. La acusación es una chorrada. Y si no que le pregunten a Dylan. ¡No me jodas! Que no sean superficiales. En la misma canción hay una frase que está sacada de un titular de la sección de Economía de un periódico, y nadie se ha dado cuenta”, aseguró aquel entonces.

TE PUEDE INTERESAR



Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle