Entretenimiento

En Italia vuelve la movida, presidentes regionales amenazan con cerrar de nuevo bares y restaurantes

En Italia vuelve la movida, presidentes regionales amenazan con cerrar de nuevo bares y restaurantes


Corresponsal en Roma
Actualizado:

Guardar

La movida vuelve a Italia. Con la reapertura de bares y restaurantes el pasado lunes, miles de jóvenes en todas las ciudades, desde el norte al sur, han llenado los lugares típicos de la movida para los jóvenes. En las horas del aperitivo y a la caída de la tarde, se llenan las terrazas de jóvenes sin mascarillas y en los locales no se respeta la regla de al menos un metro de distancia. Todos los expertos advierten del peligro de no llevar la mascarilla en lugares cerrados. Pero muchos jóvenes no utilizan la mascarilla, en parte por irresponsabilidad y en parte por la creencia de que el virus no les ataca, o si lo hace es con menos agresividad. En Italia la mascarilla es obligatoria siempre en lugares cerrados y al aire libre cuando sea difícil mantener la distancia social de al menos un metro.

Diversos presidentes regionales han manifestado su indignación por el comportamiento de ciudadanos que creen que la pandemia es cosa del pasado, tras la reapertura general de casi todas las actividades desde este lunes. Por ejemplo, el presidente de Véneto, Luca Zaia, ha expresado así su rabia: «Hemos visto todos docenas de fotos y víideos de los centros de nuestras ciudades con movida al aire libre. No tengo nada en contra de la fiesta, pero la prohibición de las reuniones y el uso de la mascarilla son la condición sine qua non, el salvavidas para la protección de los ciudadanos». En una plaza central de Padua tuvieron que presentarse los carabineros para aplacar el caos y la confusión.

«Respetemos los muertos»

Zaia, destacado líder de la Liga, ha amenazado con cerrar nuevamente todo si aumentan los contagios: «Es extraño y absurdo que un presidente de la región tenga que recordar todos los días la importancia de usar una mascarilla. Hago un llamamiento y respeto las reglas. Si veo un incremento de infectados, cerraremos los bares, los restaurantes, las playas y volveremos a encerrarnos en casa. Al menos tengamos respeto para las 1.800 personas que en Veneto perdieron la vida».

La amenaza de cerrar todo e imponer fuertes sanciones la hizo también el presidente de Campania, Vicenzo De Luca, especialmente crítico con la movida. De Luca teme que si el coronavirus se propaga en el sur, en particular en Campania, puede ser una catástrofe. Esta región, con casi seis millones de habitantes (cerca de un millón vive en Nápoles, la capital), tiene una densidad de población en algunas zonas de 1.500 habitantes por kilómetro cuadrado, la más alta de la UE. De ahí la preocupación del presidente De Luca para contener a toda costa la epidemia en su región.

Sube curva epidémica

Los datos en la tarde del martes no han sido alentadores, desde el punto de vista de los contagios. En las últimas horas se han registrado 813 nuevos infectados, casi el doble que ayer (451), subiendo así nuevamente la curva de la epidemia. El dato está condicionado en parte por los 462 nuevos casos registrados en Lombardía, que sigue siendo el foco más grave de la epidemia en Italia. También volvió a crecer el número de muertos: 162 en las últimas horas (ayer fueron 99). Los fallecidos son 32.169, desde el inicio de la epidemia, y los contagiados son 226.699, en total.





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle