Internacionales

El Rompe Cráneos cobró su primera víctima mortal en Filipinas

víctima

Reto Viral cobró su primera víctima mortal, el cual es llevado a cabo por estudiantes en las últimas semanas; un nuevo reto viral es tendencia entre adolescentes de todo el mundo, alertado tanto a padres como autoridades por su alto grado de peligrosidad.

Este reto se llama “el rompe cráneos” y su nombre lo dice todo. Para hacer el desafío; tres personas deben contar hasta tres para saltar. El objetivo es dejar que dos de los participantes esperen el momento perfecto para meterle una zancadilla al que está en el medio, provocando que este caiga totalmente de espalda con el riesgo de golpearse bruscamente en la nuca.

Este nueva tendencia, que surgió en los colegios de Venezuela; ha llevado a varios jóvenes a subir videos a plataformas como Tik Tok, mostrando las caídas de las que son objeto.

Lamentablemente el reto viral ya cobró su primer víctima mortal en la ciudad de Manila; en Filipinas.

De acuerdo con Business Times, una adolescente de 16 años murió después de que aceptó el reto y se golpeó fuertemente la cabeza.

Según los testigos, tan pronto como ella cayó perdió el conocimiento; y a pesar de que inmediatamente fue llevada al hospital más cercano, fue declarada muerta.

Al respecto, el Dr. Anthony Manio, cirujano y médico residente del Hospital General Chino y Centro Médico en Filipinas, compartió cuán peligroso puede ser el nuevo desafío y cómo puede representar un gran peligro, especialmente para el sistema nervioso y esquelético:

“Existe la posibilidad de que el impacto sea en el cuello. Una vez que te golpeas el cuello o la médula espinal, la conexión del cerebro con el cuerpo, cuando se rompe, de inmediato podría matarte”, explicó.

Según el experto, incluso si el retador logra sobrevivir al desafío, el impacto en su cabeza podría afectar su columna vertebral, experimentando varios efectos, como entumecimiento y parálisis del cuerpo y otras lesiones de la médula espinal.

Otros especialistas han mencionado que lejos de ser un acto de valentía, es un acto de irresponsabilidad, pues además las violentas caídas pueden producir desgarres, fracturas, convulsiones, hemorragias y un daño en el cerebro a largo plazo, como epilepsia.

Deja un comentario

También pueden gustarle