Entretenimiento

el Museo Nacional de Escultura reabre con la intención de «tomar enseguida su pulso normal»

el Museo Nacional de Escultura reabre con la intención de «tomar enseguida su pulso normal»


Valladolid
Actualizado:

Guardar

El Museo Nacional de Escultura, uno de los 16 museos estatales que el Gobierno tiene repartido por todo el territorio nacional, ha reabierto esta mañana sus puertas tras permanecer cerrado consecuencia de la pandemia de la Covid-19 con la intención de «tomar enseguida su pulso normal», ha señalado su directora María Bolaños, que ha recordado que estos tres meses han sido «muy difíciles y anómalos» para una institición como un museo «pensada para estar habitado», aunque se ha seguido manteniendo «activo» a través del mundo virtual.

Bolaños ha animado a los vallisoletanos a acercarse al museo en esta fase 2 de desescalada, en la que «excepcionalmente» y ante las medidas del decreto de alarma que impiden los viajes entre provincias y comunidades, «sólo va a ser para ellos» y con «absoluta seguridad y todas las garantías de protección e higiene, además de una circulación confortable y hospitalidad».

En la reapertura ha participado el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, quien ha agradecido a «todo el mundo de la cultura que nos haya permitido sobrellevar mucho mejor la crisis del coronavirus», y al igual que Bolaños, ha animado a los vallisoletanos a retomar su contacto con la cultura.

La directora ha especificado las medidas que ha adoptado el museo, en el que trabajan 66 personas, de cara a esta reapertura, indicando que la entrada será gratuita y se ha reducido su aforo al 30 por ciento, especificando cuál es el que esta disponible en cada una de las salas. Eso significa, ha continuado, que el visitante tendrá 16 metros cuadrados en torno a él de distancia respecto a otro, además de otras medidas necesarias como dispensadores de gel. Asimismo, sus trabajadores contarán con mascarillas, pantallas faciales, guantes…, y se intensificarán la limpieza y desinfección durante la apertura del centro con el fin de que haya una «seguridad extrema» y que el visitante pueda realizar la visita «sin ninguna preocupación».

Aunque hay «mucha parte del recorrido abierto», prácticamente dos tercios, no se ha podido abrir todo, ha especificado Bolaños, porque hay parte del personal que por su edad o por tener algún tipo de patología previa no se ha podido incorporar. No obstante, no se ha alterado la ubicación de las piezas y se ha decidido prorrogar sus dos exposiciones temporales, tanto la dedicada a la restauración de un retablo de Berruguete como la instalada en el Palaci de Villena con parte de la colección guardada en los depósitos.

Fondos cedidos en Dallas

Respecto a los fondos cedidos para una exposición prevista en Dallas (Estados Unidos), cuya inauguración estaba prevista días antes de l comienzo de la pandemia, la directora ha aclardo que se encuentran embalados en cajas en Dallas a la espera de ver cómo evoluciona, ya que desde el museo les han propuesto retomar la exposición en septiembre.

Programa para el verano

Ha avanzado también la directora que ya tienen completamente diseñado el programa de actividades para el verano, que «aunque no va a ser muy fácil sí que queríamos mantener». Asimismo, tienen previsto poner en marcha una serie de visitas destinadas a colectivos que «han cumplido un papel muy importante, decisivo», en la lucha contra el virus, con los que se va organizar una serie de visitas al museo por la tarde. Asimismo, tienen la intención de mantener tanto sus ciclos de música como de cine con la idea de «tomar enseguida el pulso normal» del museo «tratando de que todos volvamos poco a poco a la vida que teníamos.

También ha aclarado que no habrá visitas en grupo organizadas como tal hasta que no termine el periodo de desescalada.

La directora incidió en que en estos tres últimos meses el museo ha mantenido «una vida muy activa» en el mundo digital a través de su web y de las redes sociales, dispositivos que «van a condicionar mucho el futuro de los museos», ha considerado Bolaños, aunque ha matizado que «la experiencia física», sobre todo en un museo de escultura, es «absolutamente insustituible».



Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle