Entretenimiento

El juez descarta en Kitchen al falso cura que asaltó la casa de Bárcenas

El revólver con el que Olivares asaltó la casa de Bárcenas


Madrid
Actualizado:

Guardar

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha descartado finalmente este viernes que se pueda imputar responsabilidad alguna a Enrique Olivares, el hombre que en octubre de 2013 asaltó la casa del tesorero del PP Luis Bárcenas disfrazado de cura y al que había decidido imputar varios delitos como parte de la operación Kitchen.

Olivares, que cumple 22 años de prisión en Aranjuez por retener aquella tarde de octubre a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias; su hijo Guillermo y una mujer que trabajaba para ellos, ha sido sometido este viernes a un reconocimiento por parte del forense que ha acreditado lo que ya se venía apuntando en el sumario: tiene las facultades mentales tan mermadas a causa del ictus que sufrió hace varios meses que no se le puede imputar responsabilidad penal.

Tal y como adelantó ABC, los investigadores no han conseguido vincular la aparición de Olivares con otra de las maniobras de los miembros de la Policía que en 2013 se habrían estado afanando por encontrar documentación comprometedora del PP y sus dirigentes que Bárcenas, ya en prisión, podía conservar.

La operación había arrancado en julio de aquel año y en octubre, el falso curra irrumpió en el domicilio de General Díaz Porlier con una pistola del siglo pasado que aún estando en precarias condiciones, podía ser eficaz y que blandía mientras gritaba que quería los papeles del tesorero. En un renuncio, Guillermo Bárcenas le redujo y Rosalía Iglesias y la empleada de hogar pidieron auxilio.

Uno de los que aparecieron en respuesta fue el chófer de la familia, Sergio Ríos, que ese día libraba, que vivía en Valdemoro y que pese a ello, se encontraba en las inmediaciones. Es el mismo que según la investigación de Kitchen, estaba cobrando 2.000 euros al mes de los fondos reservados por localizar ese presunto arsenal comprometedor que conservaba el tesorero. Demasiadas coincidencias como para que los investigadores dejasen fuera aquel incidente.

Sin embargo, tras analizar el pormenor de sus cuentas, los ingresos y los traspasos que ha venido manejando estando ya encarcelado, la lista de visitas que ha recibido en prisión y su historial, así como habiendo tomado declaración sobre este asunto a algunos de los principales imputados en Kitchen se llegó a un callejón sin salida. Habían ya intentado que él mismo hablase del tema a principios de año.

Una comisión judicial integrada por el instructor, los fiscales Anticorrupción que llevan el caso y una médico forense acudieron a visitarle a prisión, pero no fructificó. Sin embargo, el juez consideraba que había que volver a intentarlo y la única vía era llamar a declarar a Olivares, ya como imputado, y entrar en el pormenor.

Con esta intención, el juez le había convocado este viernes, previo paso por un forense que acreditase su situación clínica. Ha terminado de confirmar que si Olivares lleva siete años guardando un secreto sobre el asunto, se lo va a quedar para él. Según informan a ABC en fuentes jurídicas, no reúne las condiciones mentales para verbalizarlo.

Ver los
comentarios



Source link

También pueden gustarle

Leer Más