Política

Educación | Cinco comunidades carecen de leyes que garanticen los derechos del alumnado trans – El Salto

Educación | Cinco comunidades carecen de leyes que garanticen los derechos del alumnado trans - El Salto


Con cuatro años, Constanza le dijo a su hija que, en casa, empezarían a llamarla Manuela y podría vestir como una niña. La familia sabía que algo pasaba desde que Manuela tenía dos años, pero no sabía qué. Hasta que Constanza vio el documental El sexo sentido, de RTVE, y las piezas del puzle encajaron. Entonces, vivían en otro país y pensaban ir más despacio, explica. Pero Manuela quiso contarle enseguida a sus compañeros de clase que era una niña, así que su madre se lo comunicó a la clase. “Las profesoras se quedaron pálidas”, recuerda. No así los pequeños. “Los niños no tienen prejuicios, son capaces de realidad cualquier realidad que les presentes que concuerde con la realidad que conocen”.

Unos años después, y con la idea de instalarse definitivamente en España, Constanza habló con el director del centro en el que matricularía a Manuela y se encontró con una persona que mostraba desconocimiento absoluto sobre las realidades trans, asegura. Pero “no pasa nada si eres ignorante y tienes voluntad de aprender”; en la siguiente reunión, el mismo director había leído, releído, subrayado y marcado con postit el texto de la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid, aprobada en 2016. 

“En el caso de cualquier alumno, un buen profesor o un mal profesor puede determinar tus estudios; en el caso de los alumnos trans, un buen o un mal profesor puede hacer que sigan con vida o no”

La niña hoy tiene 10 años y el colegio no ha puesto trabas a que se reconozca su identidad sentida pese a que sus papeles oficiales aun no lo hacen, dice Constanza, que insiste en la diferencia vital que puede suponer para la infancia trans tener una ley que respalde sus derechos. Y no solo una ley: el profesorado, dice, es crucial. “En el caso de cualquier alumno, un buen profesor o un mal profesor puede determinar tus estudios; en el caso de los alumnos trans, un buen o un mal profesor puede hacer que sigan con vida o no”.

Sin embargo, son varias las comunidades autónomas que no reconocen de manera específica los derechos del alumnado trans. Como recoge el informe Realidad del alumnado trans en el sistema educativo, presentado este lunes por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

Según este informe, Aragón, Navarra y la Comunidad de Madrid serían las comunidades autónomas con mayor reconocimiento de los derechos de las personas trans en el ámbito educativo no universitario. Les seguirían Murcia, la Comunitat Valenciana y Extremadura. En un tercer bloque estarían Baleares, Catalunya, Galicia y País Vasco. A la cola según este informe están las comunidades que no cuentan con ninguna ley LGTB ni trans, como son las de Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha y La Rioja, además de Ceuta y Melilla. 

FELGTB Madre 2

Como ha explicado el coordinador de educación de FELGTB, José Luis Ferrándiz, a falta de una legislación estatal que unifique criterios —la Ley de Igualdad LGTBI, cuyo proceso quedó interrumpido con la convocatoria de elecciones—, la implementación de estas leyes en cada comunidad depende de la especificidad de cada región en relación a los fondos públicos disponibles, los intereses políticos de la legislatura actual, la ausencia de un mecanismo administrativo social concreto que permita analizar el estado actual de implementación de cada ley, así como de otras dificultades”.

En este sentido, Niurka Gibaja, representante de la Comisión Ejecutiva de FELGTB, ha incidido en que es necesaria una legislación estatal “que clarifique, complete, complemente y dé respuesta a cuestiones fundamentales que son competencia exclusiva estatal”. “España ya dispone de un cuerpo legal abundante que va a creciendo cada año, pero se trata de normativas desiguales, que generan diferencias entre comunidades, están incompletas, no están implementadas y son muy desconocidas”, ha explicado para reivindicar una ley estatal trans. 

Asimismo, ha aclarado que “aunque 11 comunidades autónomas ya reconocen este derecho, para determinar la efectividad de las medidas establecidas por las leyes con respecto al colectivo LGTBI y, en especial, a las personas trans, es fundamental que dichas leyes cuenten con un régimen sancionador. Por ejemplo, ni Canarias, ni Galicia, ni País Vasco, lo han incluido en sus legislaciones”.

FORMACIÓN EN DIVERSIDAD

El informe concluye que “el alumnado trans, o disconforme con las normativas de género, vive una problemática compleja en el entorno educativo a la que, hoy por hoy, no se está dando una respuesta plena y satisfactoria”. Una respuesta que pasa por integrar la formación en el profesorado, concluyen, más aun cuando casi el 60% del alumnado trans dijo haber sufrido transfobia en el ámbito escolar, como recogía un estudio hace un año.

“Pese a todo, una de las buenas noticias que se extraen de este informe es que se ha producido un cambio social de gran calado”, destacan desde la FELGTB

Encarnación trabaja como PTSC (las siglas de Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad) y remarca esta necesidad para que el alumnado no se encuentre con un muro insalvable al traspasar la entrada de su centro escolar. Esta PTSC pidió en 2017 con el caso de una persona trans, un caso que encontró tras un supuesto caso de absentismo en un instituto de la Comunidad de Madrid, cuya ley trans desarrolla varias medidas en el ámbito educativo, entre ellas la de elaborar en implantar en todos los centros educativos un protocolo de atención a la identidad de género en el que se garantice. La ley va más allá y recoge medidas como la de garantizar apoyo psicológico, revisar los contenidos curriculares para incluir la diversidad afectivo-sexual o formación para profesorado. En la misma línea se redactan las medidas de las leyes de Navarra o Aragón que la FELGTB valora como las más positivas en materia de educación.

Rueda de prensa FELGTB Profe
Encarnación se encontró con barreras por parte del instituto y de la familia al acompañar el proceso de una chica trans.
David F. Sabadell

Sin embargo, después de que el centro le pidiera seguir el caso de esta persona y mantener varias reuniones en las que hablar de su supuesto caso de absentismo, “un día, esta persona se abrió, y me contó el proceso que estaba viviendo”, recuerda Daniela. Y, pese al deber del centro de crear protocolos para un caso así, lo que recibió del centro una vez que esta persona adolescente decidió poco a poco hacerse visible como chica, fue una invitación a desistir de este caso, junto a una apertura de un expediente tras las quejas de la familia. “Hay una realidad a la que hay que dar respuesta, te guste o no te guste”, dice la profesora. 

La FELGTB insiste en que se trata de situaciones complejas que es necesario abordar para garantizar unos derechos fundamentales, como es el derecho a la educación.

“Pese a todo, una de las buenas noticias que se extraen de este informe es que se ha producido un cambio social de gran calado. La visibilidad que hoy tienen las personas trans en la infancia y la adolescencia permite que todos los cambios que se están produciendo se hagan con el apoyo y la comprensión de la mayor parte de la sociedad, especialmente de la juventud. Esto nos permite perder miedos y reafirmar el convencimiento de que el trabajo que nos queda por hacer tiene como principio inspirador ni más ni menos que el interés superior del alumnado, de todo el alumnado”.



Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle