Entretenimiento

«Cuando trasciendes tus creencias anteriores ves lo pequeña que era tu forma de pensar»

«Cuando trasciendes tus creencias anteriores ves lo pequeña que era tu forma de pensar»


Uno de los motivos por los que me ha encantado escribir «Los 88 Peldaños de la Gente Feliz» es porque está escrito desde la plena humildad y rendición. La gente que me ha acompañado durante el proceso de escritura me ha escuchado pronunciar y aplicarme numerosas veces la siguiente máxima, quizá como resultado precisamente de la escritura del libro: sabes que crees cuando cada año… sabes menos.

No hay un solo tema de todos los incluidos que yo tenga conquistado al ciento por ciento. En todos soy más alumno que profesor y me llena de plenitud reconocerlo (eso sin tener en cuenta la carga que me supondría intentar parecer lo contrario). Por tanto el libro está siendo de un enorme impacto en mi vida, dado que yo necesito leerlo y aplicarlo tanto como el que más. Te aseguro que lo he leído ya varias veces y mi intención es que me acompañe siempre como un libro de referencia al que recurrir. Que yo sea el autor es absolutamente irrelevante. Lo importante no es el nombre del mensajero, sino el valor del mensaje. Te animo a que hagas lo mismo, ya que el número de veces que lo consultes será proporcional al número de veces que crezcas.

El proceso de transformación que está suponiendo para mí es tan bonito que, a veces, no doy crédito a mi forma de pensar y sentir anterior. Y dado que mi intención es escribirlo desde la más absoluta humildad, me gustaría contarte muchos de los errores que yo cometí durante años en mi forma de ver la vida. Lo que viene a continuación es una conversación entre dos personas. Ambos llevan por nombre Anxo, y, aunque en realidad ambos son la misma persona, podría decirse que son dos personas radicalmente diferentes, dado el momento vital vivido por cada una.

Anxo de antes: Si alguien te insulta y no te ofendes, es que eres tonto. Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Si alguien te insulta y no te ofendes, es que reconoces que todo insulto procede de una ignorancia.

Anxo de antes: Las personas que se enfadan y se mantienen firmes son personas fuertes.Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Las personas que se enfadan son personas débiles, sin la fuerza necesaria para contener su ira.

Anxo de antes: Si proyectas seriedad, te tienen un respeto mayor. Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Sólo te respetan más aquellos que tienen una sabiduría menor.

Anxo de antes: Si sonríes mucho, puedes ser visto como alguien blando. Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Una sonrisa genuina indica una vida plena.

Anxo de antes: Los que actúan como la sociedad espera, son más felices.Anxo de ahora:No, Anxo… Era al revés. Actuar sólo para complacer es la mejor manera de vivir un sinvivir.

Anxo de antes: Los que más desconfían de otros tienen vidas más protegidas.Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Las tienen más apagadas.

Anxo de antes: Si mi cabeza no puede entenderlo, no puede ser real.Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Existen más canales de entendimiento y percepción que el de la mente, y descubrirlos es aumentar el crecimiento interior. [Esta caja de Pandora tendré que abrirla en algún otro libro].

Anxo de antes: A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Juzgar a alguien que hace algo malo no es malo, sino bueno.Anxo de ahora: No, Anxo… Era al revés. Eliminar el juicio es el primer paso para conquistar el Éxito Interior… y poder subir de Belt.

Cuando trasciendes tus creencias anteriores (ves el museo) te das cuenta de lo pequeña que era tu forma de pensar (tu cuadro).

#88PeldañosGenteFeliz

La gente vive convencida de que su mundo es un único cuadro. Hasta que un día levanta la cabeza y ve que estaba en un museo.

@Anxo





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle