Entretenimiento

Así controlan los países europeos que no lleguen casos importados de coronavirus

Así controlan los países europeos que no lleguen casos importados de coronavirus



Actualizado:

Guardar

Desde que acabó la primera ola en España, a finales de junio y principios de julio de este verano, Madrid, Baleares y Canarias insistieron al Gobierno Central en la necesidad de establecer controles más estrictos y medidas como la obligatoriedad de presentar una PCR negativa antes de entrar en nuestro país para evitar los casos importados. Cinco meses después, y con la temporada turística muy atrás, Sanidad anunció esta semana que los viajeros que lleguen aterricen a partir del próximo 23 de noviembre deberán presentar una prueban en origen si entran por vía aérea o marítima.

Sin embargo, la medida no se extenderá a las puertas de entrada por vía terrestre. Si bien la reclamación del Gobierno de la Comunidad de Madrid señalaba a Barajas y las estaciones de tren como potenciales «coladeros» del virus, lo cierto es que la medida no afectará a las terminales ferroviarias ni de autobuses. Fuentes de Adif y de la Estación Sur de Autobuses de la capital confirmaron a este diario que hasta la fecha no han recibido ninguna comunicación en ese sentido, presumiblemente por la escasa incidencia del virus en sus vagones y buses. Como publicó este diario, no obstante, la situación en estos espacios es pareja al de los aeropuertos, con una cifra ínfima de diagnosticados (por debajo del 1 por ciento) que podría explicarse por la baja capacidad de diagnóstico. Como ocurría en Barajas, en los trenes de alta velocidad el protocolo se limita a un billete personalizado, con los datos y el número de teléfono del cliente para favorecer el rastreo, y un control de temperatura.

Hasta la fecha, según datos de Renfe, la consejería madrileña de Sanidad únicamente ha solicitado información de 23 viajeros, un número irrisorio en comparación con los más de 5 millones de desplazamientos registrados desde el mes de abril, cuando entró en vigor el citado billete. El último informe epidemiológico de la Comunidad de Madrid cifra en 192 los casos importados desde mayo, enmarcados en los más 260.000 contagiados notificados. De estos, 30 fueron en octubre y solo 3 en las dos últimas semanas, ya en noviembre. Los países a la cabeza de esta clasificación son europeos: Portugal (4), Polonia y Rumanía (3).

Al igual que en España, en Italia, la obligación de presentar una PCR negativa solo será efectiva para aquellos viajeros que entren al país en avión o en barco, según informa Ángel Gómez Fuentes, corresponsal de ABC en Roma.

Cuarentenas para «zonas de riesgo» en Alemania

En Alemania los test para viajeros se implantaron en junio y se eliminaron en septiembre, fue una medida pensada para aportar seguridad a los viajes de vacaciones. Eran test voluntarios y gratuitos que se realizaban en aeropuertos, estaciones de tren y en carpas del ejército y la Cruz Roja en diversas ubicaciones urbanas. Solamente se hacían al llegar a Alemania y solamente fueron obligatorios si se procedía de una de las «zonas de riesgo», una lista que mantiene actualizada el Ministerio de Exteriores.

Después del verano, estos test fueron eliminados. Actualmente, si llegas de una «zona de riesgo», estás obligado a guardar cuarentena de 14 días. Si tienes síntomas durante la cuarentena, entras en el mismo programa de test que el resto de la población que tenga síntomas. Después de los primeros cinco días de cuarentena obligatoria, se te da la posibilidad de hacerte un test que, si da negativo 48 horas después, te libra de la segunda semana de cuarentena. Puedes pedir a tu caja de la Seguridad Social que te pague ese test, hasta dónde se muchas veces lo hacen, pero la decisión es individual y depende de si ya te han financiado otros test anteriormente, si la naturaleza del viaje estaba justificada o si tu estado de salud o historial médico lo requieren. Informa Rosalía Sánchez, corresponsal de ABC en Berlín.

En Portugal hay diferencias entre aeropuertos

Los principales aeropuertos de Portugal siguen unos protocolos de seguridad que oscilan entre el modelo insular y el continental. En efecto, Funchal (capital de Madeira) y Ponta Delgada (una de las tres capitales oficiales del archipiélago de las Azores, junto con Horta y Angra do Heroísmo) recomiendan pero no exigen al viajero portar el resguardo de un test realizado, como mucho, 48 horas antes. El resultado ha de ser negativo, claro.

Si llevan el documento en el equipaje y se homologa su validez, todo perfecto. Pero en caso contrario no hay ningún problema porque los gobiernos regionales de ambos territorios autónomos se hacen cargo del coste de una prueba en las dependencias sanitarias tanto del aeropuerto de Funchal como en el de Ponta Delgada. Esta medida tiene por objetivo no ahuyentar a los turistas y facilitar su estancia. Eso sí, cuando dan positivo han de someterse a una cuarentena bajo el seguimiento de las autoridades locales.

En cambio, los aeropuertos de Lisboa y Oporto siguen otras directrices para viajeros procedentes de países de riesgo, que deben acreditar el certificado de salud expedido en el plazo de las 72 horas anteriores. Si no, recaerá sobre esa persona en cuestión el coste del test que se le practicaría en las propias instalaciones aeroportuarias. Informa Francisco Chacón, corresponsal de ABC en Lisboa.

Reino Unido establece cuarentena obligatoria

En Reino Unido no se requiere un test negativo para entrar. Aunque es probable que a partir de diciembre se imponga el test, de momento la única medida obligatoria es la cuarentena de 14 días para cualquier persona que entre (nacional o extranjera) por cualquier medio de transporte. Informa Ivannia Salazar, corresponsal de ABC en Londres.

Grecia pide test por tierra mar y aire

Para entrar en Grecia tanto por tierra, mar o aire se necesita un resultado negativo de la prueba RT-PCR escrito en inglés y efectuado máximo 72 horas antes de entrar en el país.

La prueba debe hacerse en un laboratorio reconocido por las autoridades del país de origen y se aplica a todos los viajeros, independientemente de si son turistas, viajan por trabajo, son residentes etc., a partir de los 10 años. Además al llegar a la frontera por carretera, al aeropuerto de Atenas o al puerto elegido hay que presentar el formulario de control sanitario (FCS) o el código de dicho formulario rellenado digitalmente. Sin el certificado negativo y el formulario no se puede entrar en el país, donde ahora mismo hay toque de queda y confinamiento en muchas regiones. Informa Begoña Castiella, corresponsal de ABC en Atenas.

Francia exige PCR a 18 países

Por el momento, Francia no impone pruebas de Covid-19 a los viajeros que aterrizan procedentes de otros países europeos, quiere conseguir una armonización de las reglas en la UE y está extendiendo los test de antígenos en los aeropuertos. Sin embargo, sí que se exige desde el pasado miércoles una prueba negativa, realizada menos de 72 horas antes del despegue, a los procedentes de 18 países, entre los que figuran Estados Unidos, China, Marruecos, Ecuador, Rusia o Turquía.

De esta manera, la necesidad de presentar un test PCR, entre otros documentos, es muy variable para los viajeros que entren o salgan del país. A día de hoy, los viajeros entre Francia y España pueden viajar con relativa facilidad. En algunos casos, es necesario rellenar un cuestionario online.

Alemania y Bélgica, por el contrario, consideran que Francia es una «zona a riesgo». Los franceses que viajen a Alemania deben presentar un test PCR realizado 48 horas antes de cruzar la frontera. Las idas y venidas entre Francia e Italia están sometidas a test PCR, incluso pueden exigirse informaciones sobre la residencia de los viajeros en las dos últimas semanas. Los viajes entre Francia y el Reino Unido, por el contrario, están sometidos a cuarentenas y aislamientos que pueden durar dos semanas. Informa Juan Pedro Quiñonero, corresponsal de ABC en París.

Los países nórdicos no especifican la forma de control

Por último, en los países del norte de Europa -como Islandia, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia- en general las autoridades clarifican la obligatoriedad sin especificar la forma de control fuera de los aeropuertos. Informa José Pablo Jofre, corresponsal de ABC en Berlín.

Ver los
comentarios



Source link

También pueden gustarle