Entretenimiento

AgroCognitive busca hacer de la agricultura un ecosistemas sustentable


Los venezolanos han demostrado tener una increíble capacidad para adataptarse rápidamente a los cambios, buscar soluciones a los problemas y salir fortalecidos de las crisis, muestra de esto, es la gran cantidad de emprendedores que vieron oportunidades ante la situación económica del país, creando negocios que aportan al crecimiento de Venezuela, un ejemplo de esto es AgroCognitive, un proyecto que busca el desarrollo de la industria agrícola a través de la tecnología.

Mediante el uso de analíticas, inteligencia artificial y tecnología de imágenes, está plataforma brinda a los productores una herramienta de monitoreo completo de sus cultivos, permitiendo una reducción de más del 60% del tiempo de detección de una afectación antes que esta se convierta en un problema, generando una actividad más eficiente.

Con esta programa, los agricultores podrán observar los campos las 24 horas del día, obteniendo indicadores para saber cuál es el estado actual de sus tierras y así realizar los ajustes necesarios en tiempo real.

AgroCognitive, es un proyecto de precisión asequible para los pequeños y medianos empresarios, busca hacer de la agricultura un ecosistemas sustentable e incluso rentable, centrándose en tres pilares: hacer detención temprana de las afectaciones que pueda tener los cultivo; incrementar todo lo que tenga que ver con la producción; ser más productivo mediante la práctica sostenible.

«La plataforma no sólo hace la detección temprana de afectaciones de cultivos, además permite identificar las sección específicas para aplicar el producto evitando el uso exagerado de químicos».

María victoria Díaz, cofundadora de AgroCognitive

¿Cómo nace el proyecto?

En el 2017, Javier Soto, fundador y CEO de la empresa, Juan Carlos López, director comercial y María Victoria Díaz, dirección de consultoría , realizaron un estudio para identificar que sector del país podían beneficiar a través del uso de la tecnología y que además aportara valor, con la intensión de participar en un concurso que tenía como objetivo incentivar a otras empresas a desarrollar proyectos tecnológicos que utilizarán inteligencia artificial, enfocados en mejorar la vida de los latinoamericanos, resultando ganadores del premio People’s Choice Awards.

Al finalizar el evento, se dieron cuenta que realmente la plataforma podría tener sentido para la industria agrícola y comenzaron hacer validaciones de campo con varias industrias hasta llegar al sector cañicultor, donde tuvieron la oportunidad de crear alianzas con Soca Portuguesa, quienes ocupan el 80% de la producción de azúcar del país, y también Funda Caña, organización dedicada a la investigación y desarrollo de la caña de azúcar del país, fue así como pasaron de la fase conceptual a la fase de desarrollo.

En el 2019, AgroCognitive volvió a ser reconocida, quedando entre los 10 finalistas del concurso «Acelerate 2030», evento que selecciona los negocios más potentes a nivel mundial, sobre todo aquellos que tienen como finalidad el desarrollo sostenible.

Impacto positivo

Como parte de su iniciativa de generar impacto positivo en la sociedad, AgroCognitive hizo el lanzamiento de una primera versión gratuita de la plataforma, un plan inicial llamado «TOMMY» , que se encuentra disponible en la pag web www.agrocognitive.com.

El servicio es gratuito por 30 días, ofrece a los productores la opción de hacer seguimiento remoto de sus cultivos y a la vez optimizar el uso de los agro insumos disponibles para aumentar su rendimiento y mantener la productividad.

Actualmente, AgroCognitive participar en dos programas para fortalecer sus conocimientos, estos son el Global Entrepreneur Programe, y Birmingham Enterprise Comunity, en el Reino Unido, que le ha permitido tener un poco de visibilidad en el exterior.

En un período de corto mediano plazo, estos emprendedores desean poder brindar sus productos y servicios en distintos país de Latinoamérica. Sin perder su foco de impacto a través del objetivo de desarrollo sostenible número 8 -trabajo decente y crecimiento económico-, mediante el incremento de productividad en quienes utilizan la plataforma, y consumo responsable del desarrollo sostenible número 12 -producción y consumo responsable-.

«Como compañía tenemos una fortaleza y además contamos con el capital humano necesario y con el conocimiento para poder generar valor sin esperar a que nadie más lo haga o lo traiga de afuera, generando un cambio o un impacto en un sector tan importante como lo es la agricultura».

María Victoria Díaz



Source link

También pueden gustarle

Leer Más