Economía

A 25 años del estreno de Apolo 13, la conquista del espacio según Hollywood

Apolo 13


Apolo 13
om Hanks, Bill Pullman y Kevin Bacon en Apolo 13, la película de Ron Howard que cumple 30 años

El 22 de junio van a cumplirse 25 años exactos del estreno mundial de Apolo 13, una de las tantas muestras del prolífico talento del director Ron Howard. La película está inspirada en las memorias de James Lovell, comandante de un viaje espacial del proyecto Apolo que iba a convertirse en la tercera de las misiones tripuladas a la Luna con astronautas norteamericanos.

La película llegó a los cines argentinos el 14 de septiembre de 1995 y su recuerdo crece en estos momentos gracias a un par de conexiones tan evidentes como decisivas. Aquella misión fundamental en el desarrollo de la conquista del espacio ocurrió hace exactamente medio siglo (el lanzamiento se produjo el 11 de abril de 1970). Y esa misma carrera espacial parece hoy encontrar un nuevo impulso con el histórico despegue de la SpaceX, que pone por primera vez desde 2011 a dos astronautas de la NASA en órbita alrededor de la Tierra.

Con los ojos puestos en el futuro, un posible regreso a la Luna y, quién dice, hasta la posibilidad de llegar hasta Marte, una opción que entusiasma a muchos y que el cine ya se animó a insinuar y explorar hace poco tiempo, el recuerdo de la misión Apolo 13 y su traducción en la pantalla grande cobran renovado interés. Sobre todo porque a través de la película de Howard, disponible en Netflix , podemos recuperar la memoria de dos pequeños hechos que con el tiempo dejaron de ser anecdóticos y ya integran cualquier historia grande de los viajes espaciales.

La tripulación del Apolo 13: Fred Haise, Jack Swigert y James Lovell | Crédito: NASA

Con los ojos puestos en el futuro, un posible regreso a la Luna y, quién dice, hasta la posibilidad de llegar hasta Marte, una opción que entusiasma a muchos y que el cine ya se animó a insinuar y explorar hace poco tiempo, el recuerdo de la misión Apolo 13 y su traducción en la pantalla grande cobran renovado interés. Sobre todo porque a través de la película de Howard, disponible en Netflix, podemos recuperar la memoria de dos pequeños hechos que con el tiempo dejaron de ser anecdóticos y ya integran cualquier historia grande de los viajes espaciales.

El primero es la famosa frase «Houston, tenemos un problema«, que el comando terrestre escuchó desde la nave cuando los astronautas comprobaron que tras una fuerte explosión empezaban a perder oxígeno. Habían pasado 56 horas del lanzamiento y el Apolo 13 estaba a 330.000 kilómetros de distancia de la Tierra.

El segundo es una imagen que Lovell hacía todo el tiempo: ocultar por completo la superficie de la Luna con el pulgar en alto. Apolo 13 (la película) nos mostró el extraordinario poder cinematográfico de ese gesto. Todos recuerdan el momento en que fue revivida en pantalla por Tom Hanks, que interpretaba allí a Lovell. «No solo la copió de mí, sino que retrata lo pequeños que somos y cuán frágiles podemos ser», recordó Lovell en la charla que mantuvo con LA NACION durante su visita a la Argentina en 1998.

Esa sensación expresada por Lovell (que hoy tiene 92 años) es la misma que experimentamos como espectadores cada vez que nos dejamos llevar desde la pantalla (cuanto más grande, mejor) hacia alguna aventura espacial. Por suerte, aunque las dimensiones de la imagen no son tan grandes, el streaming nos permite hoy revisar Apolo 13 (con toda su impronta clásica y la emoción a flor de piel de sus momentos más impactantes) y sumarle otras producciones del cine norteamericano muy recordadas que hablan de viajes cósmicos y de proyectos con astronautas. Aquí, una breve aproximación a algunas de ellas.

Contacto (Contact, 1997), de Robert Zemeckis

Ambiciosa y fallida al mismo tiempo, esta adaptación de una famosa novela de Carl Sagan nos lleva a la obsesión de una astrónoma (Jodie Foster) que desde pequeña estuvo siempre atenta a las señales llegadas desde el espacio que podrían dar cuenta de la posibilidad de vida fuera de nuestro planeta. A partir de algunos de esos indicios emprende un viaje al espacio para comprobar si sus deducciones son ciertas. Matthew McConaughey interpreta a un experto en teología cuyas creencias contrastan con la postura científica de la astrónoma. Disponible en Movistar Play y Amazon Prime.

Jinetes del espacio (Space Cowboys, 2000), de Clint Eastwood

Una de las grandes películas escondidas de Eastwood que merece descubrirse y volver a ver. La película arranca con la imagen de un satélite enviado al espacio en los años 60 y que podría volver a la Tierra con consecuencias devastadoras. A la NASA no le queda otra que recurrir a un astronauta retirado (Eastwood), el único familiarizado con esa tecnología en desuso, para que esa peligrosa anomalía pueda corregirse. Con este propósito recluta a otros veteranos del espacio (James Garner, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland) en busca de ayuda. Humor, ironía, autoparodia y un nuevo capítulo de la larga historia de reivindicación que Eastwood hace en su cine de personajes talentosos marginados por caprichos institucionales. Disponible en Amazon Prime.

En la Luna (Moon, 2009), de Duncan Jones

Nunca estrenada en los cines argentinos (llegó en su momento directamente al país en una edición en DVD), esta pequeña gran obra independiente de ciencia ficción nos reveló el talento como guionista y director del hijo de David Bowie. Con un presupuesto exiguo y mucho talento, Jones nos lleva de viaje al espacio para mostrarnos lo que ocurre dentro de una base lunar en la que se mueven varios clones aprisionados. Todos son interpretados por Sam Rockwell, que cumple aquí una verdadera proeza actoral. Lejos de abusar de los efectos especiales, Jones utiliza ese recurso metódicamente al servicio de una historia introspectiva y existencialista. Disponible en HBO Go.

Gravedad (Gravity, 2013), de Alfonso Cuarón

Desde su estreno se viene hablando sin pausas del impacto visual y emocional que provoca en el espectador esta verdadera hazaña (y muestra de talento, a la vez) del director mexicano. La película tiene solo dos personajes, interpretados en gran forma por Sandra Bullock y George Clooney, encargados de llevar adelante un complicado regreso al planeta desde una estación espacial bombardeada por desechos satelitales. El prodigioso plano secuencia inicial de 13 minutos es solo una muestra de un deslumbrante espectáculo audiovisual que jamás descuida la narración en sentido clásico. Ganadora de siete Oscar, entre ellos mejor película y mejor director. Disponible en Netflix.

Misión Rescate (The Martian, 2015), de Ridley Scott

Una película que superó en su momento todas las expectativas, hasta el punto de de que algunos con razón la señalaron como la mejor de toda la larga carrera como director de Scott. La de Misión rescate es una historia atrapante, divertida y extraordinariamente bien contada alrededor de lo que ocurre en la vida diaria de un especialista en botánica (un excelente Matt Damon) que fue abandonado por sus compañeros en la superficie de Marte y se ve forzado a ingeniárselas para pasar el tiempo mientras aguarda un complejo operativo de rescate. Muchos interpretaron esta muy recomendable película como el primer reflejo de Hollywood frente a un potencial relanzamiento por parte de la NASA de la carrera espacial. Disponible en Flow y Movistar Play.

El primer hombre en la Luna (First Man, 2018), de Damien Chazelle

El director de La La Land se reencontró para su siguiente proyecto con el protagonista de aquel musical, Ryan Gosling, y lo convirtió en Neil Armstrong , el primer hombre en pisar la Luna al frente de la misión Apolo 11, en 1969. La película cuenta al detalle la planificación de un operativo que se enfrentó a muchísimos riesgos , reproduce con gran eficacia la vida de Armstrong en el espacio y se asoma al complejo mundo interior del astronauta, marcado por una sucesión de problemas familiares y una personalidad difícil por momentos de compatibilizar con el desafío que se le encomienda. Claire Foy (The Crown) interpreta aquí a la esposa de Armstrong. Disponible en HBO Go.

Ad Astra: hacia las estrellas (Ad Astra, 2019), de James Gray

Otra aventura espacial de perfiles existencialistas, con un arsenal de espectaculares y sofisticados efectos viduales puestos al servicio de una historia que tiene como protagonista el atormentado mundo interior de un astronauta de profesionalidad intachable. Brad Pitt interpreta al protagonista excluyente del relato, un especialista dotado de la capacidad de resolver las situaciones más complicadas, pero que en este caso debe exigir al máximo su temple porque la misión asignada es nada menos que la búsqueda de su propio padre, un astronauta pionero que todos suponen muerto desde hace décadas. El viaje del personaje de Pitt traslada al espacio las encrucijadas de aquella travesía hacia lo oculto y lo desconocido expuesta por Joseph Conrad en El corazón de las tinieblas, base por otra parte de la narración de Apocalypse Now, de Francis Ford CoppolaDisponible en Flow y Fox Play.

Ad Astra: hacia las estrellas (Ad Astra, 2019), de James Gray

Otra aventura espacial de perfiles existencialistas, con un arsenal de espectaculares y sofisticados efectos viduales puestos al servicio de una historia que tiene como protagonista el atormentado mundo interior de un astronauta de profesionalidad intachable. Brad Pitt interpreta al protagonista excluyente del relato, un especialista dotado de la capacidad de resolver las situaciones más complicadas, pero que en este caso debe exigir al máximo su temple porque la misión asignada es nada menos que la búsqueda de su propio padre, un astronauta pionero que todos suponen muerto desde hace décadas. El viaje del personaje de Pitt traslada al espacio las encrucijadas de aquella travesía hacia lo oculto y lo desconocido expuesta por Joseph Conrad en El corazón de las tinieblas, base por otra parte de la narración de Apocalypse Now, de Francis Ford CoppolaDisponible en Flow y Fox Play.

Bonus track: De la Tierra a la Luna (From the Earth to the Moon, 1998)

Miniserie de 12 episodios que recorre minuciosamente toda la trayectoria del programa Apolo y, por extensión, la carrera espacial desde la perspectiva de Estados Unidos, su principal protagonista. La historia arranca en 1961, cuando el entonces presidente John Fitzgerald Kennedy fue el exponente de la primera voz de aliento y de impulso a todo el proyecto, y concluye en 1972, cuando vimos por última vez hasta ahora a un astronauta desplazarse sobre la superficie lunar en la misión Apolo 17. La serie lleva el sello indeleble de Tom Hanks como presentador, productor ejecutivo y también director del episodio inicial. David Frankel, Jon Turteltaub, Frank Marshall, Gary Fleder y hasta Sally Field integraron el equipo de realizadores de esta producción considerada hasta hoy como modelo en el género. Disponible en HBO Go.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!




Source link

También pueden gustarle

Leer Más