Internacionales

40 especies diferentes de aves dan asilo al virus del Nilo que transmiten los mosquitos

40 especies diferentes de aves dan asilo al virus del Nilo que transmiten los mosquitos


El informe, en el que ha colaborado Fernando Simn, seala que menos de un 1% de los humanos afectados sufre enfermedad neuroinvasiva, con ms riesgo en zonas de convivencia de aves acuticas y mosquitos

El ciclo de transmisi

El ciclo de transmisin del virus del Nilo.Grfico publicado en el informe del Centro de Coordinacin de Alertas Sanitarias.
EL MUNDO

La presencia del virus del Nilo ha vivido un aumento “drstico” en humanos en Europa y Andaluca desde 2010, cuando aparecen los primeros casos en humanos en Espaa. La Consejera de Salud confirm este jueves que el brote de meningoencefalitis detectado en dos pueblos de Sevilla est relacionado con la Fiebre del Nilo, provocada por un virus que se transmite a travs de la picadura de mosquitos.

Un informe oficial del Centro de Coordinacin de Alertas y Emergencias Sanitarias sobre esta enfermedad, de 2017, advierte que “se debe reforzar la coordinacin a nivel local, autonmico y nacional entre los sectores de salud humana, animal y ambiental”, pues “Espaa rene todas las condiciones que pueden favorecer la circulacin del virus”, como “gran variedad de aves acogedoras; rutas migratorias de aves; proximidad a frica; presencia del principal vector amplificador (mosquitos del gnero Culex), extensas zonas y periodos con temperaturas ptimas para el mosquito, y gran cantidad de humedales”.

Las aves hospedadoras son de todo tipo, unas 40 especies, desde el gorrin a la cigea, el guila imperial o el estornino. El informe, en el que ha colaborado el doctor Fernando Simn, seala que menos de un 1% de los humanos afectados sufren enfermedad neuroinvasiva, con ms riesgo en zonas de convivencia de aves acuticas y mosquitos. “Existe una circulacin del virus en reas de Espaa, entre las aves como hospedadores y los mosquitos vectores; zonas ubicadas fundamentalmente en la regin suroeste del pas”, seala el Informe de Situacin y Evaluacin de Riesgo por el Virus del Nilo Occidental en Espaa.

Hasta el cierre del estudio, en 2017, se haban identificado cinco casos de enfermedad neuroinvasiva por VNO en humanos en Espaa (dos en 2010 y tres en 2016). Un estudio del ao 2007 en 504 personas de la provincia de Sevilla encontr anticuerpos frente al virus en el 1,0%, y confirmacin de infeccin pasada en el 0,6%.

Tambin se producen contagios “espordicos” en numerosos equinos de zonas cercanas a humedales, con la muerte de un tercio de los infectados. Un estudio de Andaluca realizado entre enero y marzo del 2010 en una muestra de 510 caballos de 348 explotaciones, encontr una seroprevalencia de infeccin del 7,1%, con Huelva y Cdiz a la cabeza.

El origen

Desde su primera identificacin en 1937 en Uganda, el virus del Nilo se ha extendido rpidamente, en Europa a partir de los aos 50. La transmisin se produce por la picadura de las hembras, que prefieren hacerlo a partir de la puesta del sol para evitar desecarse, y vuelan no ms all de los 7 kilmetros de las zonas acuticas. La temperatura por debajo de 0C las mata en pocos das; y hasta 10C entran en un estado de hibernacin. Sin embargo, el informe indica que en el bajo Guadalquivir se han encontrado hembras de Culex en todos los estadios desde noviembre a febrero.

Doana y otras zonas, como el delta del Ebro, han sido priorizadas en el Plan de vigilancia del virus en Espaa del entonces Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. En Doana se han hallado anticuerpos en caballos (8,3% en una muestra de 157 en 2007) y de aves, fundamentalmente acuticas migratorias, con prevalencias en polluelos que oscilan entre el 1,9% y el 17,9% segn la especie, correspondiendo la mayor a los flamencos.

El escenario futuro ms plausible, segn el Centro de Coordinacin de Alertas y Emergencias Sanitarias, es el del “mantenimiento de la circulacin del virus en reas donde se ha demostrado en aos anteriores, con una extensin a otras en las que se dan las condiciones ecolgicas favorables. Lo ms probable es que la aparicin de casos humanos contine siendo espordica y limitada espacial y temporalmente, en funcin de condiciones climticas, densidad de vectores y proximidad de poblacin humana susceptible”.

Sin embargo, no descartan un escenario de transmisin epidmica con un mayor nmero de personas afectadas, sobre todo si se circula el virus en las aves residentes de hbitats ms prximos a las zonas pobladas.

En cuanto al potencial impacto, en trminos de morbi-mortalidad de la infeccin por virus del Nilo en humanos, “es caracterstico que la mayora de los casos sean asintomticos y, a pesar de que estudios serolgicos previos han determinado una elevada susceptibilidad a la infeccin de la poblacin espaola, la probabilidad de enfermedad neuroinvasora y muerte se considera baja”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja un comentario

También pueden gustarle